Sensible caída del consumo de manzanas en el mercado interno

En estos primeros cuatro meses del año se colocaron en las góndolas locales poco más de 82.000 toneladas de esta especie, reflejando un desplome interanual del orden del 30%. Para los empresarios consultados, la menor cosecha es la clave de estas bajas.

La menor cosecha es el principal argumento de los empresarios al hablar de esta caída de ventas.

Los números que muestra la fruticultura regional en esta primera etapa del año reflejan rojos preocupantes.

A los datos del desplome de las exportaciones -dados a conocer la semana pasada- se le suma ahora una importante caída en las ventas de esta especie orientadas a las góndolas locales. Según datos suministrados por el Senasa, los envíos de manzana de la región hacia el mercado interno totalizaron en este primer cuatrimestre del año las 82.551 toneladas. La cifra refleja una caída interanual del 30%.

En términos nominales; se dejaron de enviar alrededor de 36.000 toneladas de manzana a las góndolas locales en esta primera parte de la temporada.   

“Se observa un mercado algo más tranquilo. No hay efectivo en la calle y eso se nota mucho. Como históricamente pasa, la fruta de calidad tiene una rápida salida. La que cuesta mover es la manzana comercial”, aseguró un operador del Mercado Central de Buenos Aires (MCBA) al ser consultado por el tema.

Los argumentos locales se concentran en una menor cosecha de fruta durante la presente temporada. “Puede que estemos con mermas en torno al 10% respecto del año anterior, pero todavía es muy difícil de proyectar”, confió un empresario regional en dialogo con Río Negro.

Otro empresario fue en esta misma línea. “Claramente se esta observando un menor volumen de manzana para comercializar. Hay que esperar los datos de stock de fruta de abril para poder cerrar la estadística”, destacó.

La estadística apuntala los argumentos de una menor cosecha. La manzana que fue a industria también sintió un cimbronazo. En el primer cuatrimestre de 2021 se destinaron a este segmento de la actividad poco más de 97.800 toneladas de fruta mientras que durante el mismo período del año pasado esa cifra se ubicó en 166.700 toneladas. Es decir que se dejaron de enviar unas 70.000 toneladas menos para procesar entre uno y otro año.

El movimiento total de la especie (exportación, mercado interno e industria) muestra esta misma tendencia. En estos primeros cuatro meses del año se ubicó en poco más de 204.600 toneladas de manzanas contra las 334.800 toneladas consolidadas en este mismo período de 2020. Una simple cuenta refleja que se dejaron de comercializar un total de 130.000 toneladas de manzanas en el período bajo análisis.    


Misma tendencia en peras


La estadística del Senasa muestra que también existe una merma en el volumen comercializado de peras.

Según detalla el informe del organismo sanitario nacional, en este primer cuatrimestre se colocaron en el mercado interno cerca de 62.000 toneladas de peras, cifra que refleja una caída del orden del 4% respecto de lo comercializado en este mismo período del año anterior.  

La industria también sufrió bajas: las 135.000 toneladas destinadas para la elaboración de concentrados representan una baja del 20% en el nivel de fruta destinada al procesamiento durante el año pasado.


Comentarios