"Sepamos votar, sepamos elegir el destino"



Estamos contemplando los últimos días de desarrollo de las propagandas y propuestas de los candidatos a diputados nacionales, quienes dicen que van a defender los intereses de cada provincia.

En Neuquén tenemos varios candidatos que pregonan la defensa de los intereses provinciales. También hay quienes se desempeñan hoy como diputados nacionales, como José Brillo, quien parece haber obtenido obras muy importantes para Neuquén... ¡y no se sabía! Parece que estos logros fueron exclusivos del diputado y ahora candidato al mismo cargo. Ayer las realizó el ex gobernador Jorge Sobisch.

El gobierno de la provincia del Neuquén, encabezado por el Dr. Jorge Sapag, con estas propagandas nos dice que no ha realizado una sola obra, ¡ninguna gestión! Todo lo hizo José Brillo.

Con qué ingenuidad nos miden los dirigentes del Movimiento Popular Neuquino a los ciudadanos de esta provincia patagónica. Creíamos en los dirigentes que nos representan, pero también sabemos ver la realidad de Neuquén, de nuestros hermanos que viven en los barrios, en la periferia, y no tienen asistencia; los carentes en salud, educación, vivienda, servicios básicos... no tienen contención en lo deportivo, porque falta infraestructura adecuada; no hay una red social que contenga esa franja totalmente desamparada por el Estado provincial. Las promesas son frecuentes en estos tiempos, de todos y cada uno de los candidatos, pero ¿cumplen cuando están en la función? ¡Ése es el gran interrogante! La realidad me indica que las promesas no son cumplidas, al menos por los que hoy ostentan ese cargo como el diputado nacional José Brillo.

El poder de representación en políticas de Estado se debe utilizar para beneficiar a todos los ciudadanos y no a una fracción partidaria.

El recambio de hombres y pensamientos es bueno cuando se ejerce la democracia auténtica, cuando se piensa en el bienestar general, en el sueldo de los policías, los médicos y los docentes; en los insumos de los hospitales, las escuelas, la Policía y el Poder Judicial; en la creación de fuentes de trabajo, incentivando la inversión privada y no incrementando el número de agentes en el Estado. ¡Visión y creatividad es lo que les falta a los funcionarios que nos representan en Neuquén!

Escucho al gobernador del Neuquén decir permanentemente que las arcas del Estado están en rojo, pero jamás quiénes fueron los culpables de tal situación, de que no haya dinero para afrontar los compromisos del Estado para resolver la angustiosa situación económica de los empleados de la salud, los docentes, la seguridad, etcétera, etcétera.

Pero con las propagandas políticas nos quieren vender que un hombre que fue integrante del gobierno de Sobisch primero y hoy es diputado nacional mañana va a resolver lo que no hizo en dos períodos de gobierno.

Los argentinos y los neuquinos en particular hemos sido engañados, defraudados y estafados desde hace mucho tiempo: Klosterman, Manganaro, Jonsson, Sobisch; en la gestión municipal, en la gestión del Banco Provincia, en la actual gestión de Acción Social y los 10.000 puestos de trabajo en las empresas petroleras, las arcas del Estado sin fondos, etcétera, etcétera.

Es por eso que nuestro voto es de vital valor, votar pensando en el bienestar general, en los hombres que tienen pensamientos distintos, que no están comprometidos a devolver favores por estar en cargos puestos a dedo por iluminados de la política que nos han llevado a esta situación casi de desesperanza política.

El soberano es el pueblo, el valor del voto es venerable a la hora de elegir nuestro destino. Éste está en nuestras manos; sepamos votar, sepamos elegir el destino de sometimiento o de ser libres en el campo político y social. El valor del voto es sagrado.

Miguel Ángel Henríquez, DNI 10.868.858 - Neuquén


Comentarios


"Sepamos votar, sepamos elegir el destino"