Ser barra puede ser delito

Un proyecto que irá al Congreso le apunta a las barras y a la reventa de entradas.





Cómo fue las barras en el fútbol argentinos se convirtieron en barras bravas, sólo un profundo y amplio estudio interdisciplinario podrá explicarlo. Lo cierto es que de un largo tiempo a esta parte, las hinchadas devinieron bandas dedicadas al delito arriba y abajo de la tribuna. Dentro y fuera de los estadios. Incluso, en más de un caso, bajo la representación de más de una camiseta. ¿Qué es ser barrabrava? El folclore del fútbol tiene más de una significación. Pero desde ahora la Justicia podría tener su propia respuesta penal. Es que existe un proyecto para tipificar como delito ser barrabrava, que ya está en manos de la jefatura de Gobierno y que será enviado al Congreso, tal como consigna un informe de Gustavo Grabia, en el diario deportivo Olé. Eso significa, nada menos que una modificación del Código Penal Argentino para que ser barrabrava sea un delito. Entre otras cosas, se pretende quitarle capital económico a los grupos de choque y, por eso, además de penarlos con años de cárcel, intentarán que se termine con la reventa de entradas. De lograr estos objetivos, en la temporada 2014/15 podría volver el público visitante. El delito por ser barra será sancionado con una pena que tendrá de dos a ocho años de prisión. Para los jefes de las agrupaciones, el mínimo será de cuatro. En el mismo proyecto se pretende convertir en delito la reventa de entradas. La pena por revender tickets será castigada con dos a seis años de cárcel y, quien reincida, deberá permanecer ocho años preso. Entonces: ¿qué es ser barrabrava? Fabián González, juez de la Corte Suprema Bonaerense que lidera el equipo que está al frente de este proyecto, detalló: “Quien forme parte de un grupo de diez o más personas que tengan por objeto apoyar a un club de fútbol, y participare en sucesos de violencia, faltas al orden público o delitos indeterminados en ocasión de espectáculos futbolísticos o entrenamientos, antes, durante o después de realizados, tanto donde se desarrolla el evento como en los traslados”. Pero, se sabe, el problema no es la falta de leyes, sino las dificultades para aplicarlas. Al fin y al cabo, los delitos y los crímenes cometidos por barras ya están tipificados en el Código Penal. Hace un tiempo, Rafa Di Zeo, ex jefe de La Doce, se jactó de que en su agenda habitaban jueces, comisario, dirigentes deportivos, legisladores, gobernantes y demás jerarquías. Y es muy probable que haya sido cierto.


Comentarios


Seguí Leyendo

Ser barra puede ser delito