Ser escuchados, un paso hacia este logro

#

Nunca como en los últimos tiempos el derecho de la infancia ha sido tan avasallado, alertan.

Un nuevo gran paso se dio en Ginebra, Suiza, para garantizar la aplicación de uno de los derechos más vulnerados en la infancia: el derecho de los niños a ser escuchados.

En el marco del Día del Debate General, organizado por el Comité de los Derechos del Niño en su período 43 de sesiones, se reunieron en el Palacio Wilson -en la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos- representantes de más de un centenar de gobiernos, ONG, agencias especializadas, agrupaciones juveniles y expertos.

En la edición de ayer de "La Nación", el doctor Norberto Liwski, argentino, vicepresidente del Comité de los Derechos del Niño, señaló la importancia de esta nueva sesión, dedicada exclusivamente a explorar el significado del artículo 12 de la Convención Internacional de los Derechos del Niño. "Se trata de uno de los derechos que resulta más fácil de presentar y difundir, pero también uno de los más complicados en cuanto a su implementación", aseguró el experto.

Precisamente, esta paradoja fue la que llamó la atención del Comité de las Naciones Unidas, al comprobar que de los 192 Estados parte que la componen, la mayoría tenía una actitud de tipo formal. "Es decir, realmente muy pocos han sido los que produjeron cambios institucionales para su efectiva aplicación", aseguró Liwski a "La Nación". En forma específica, el especialista se refiere a los derechos del niño a expresar sus opiniones dentro del ámbito social, así como también en cualquier procedimiento relacionado con el derecho civil y penal, la familia y cuidado alternativo, protección y estatuto de inmigración.

Liwski estuvo semanas atrás en Neuquén visitando a integrantes del "Foro en Defensa de la Ley 2302" y al autor de la ley de adopción, Ricardo Rojas, pronta a tratarse en la Legislatura neuquina -cuyo espíritu radica por la aceleración y transparencia en la implementación de esta institución reparadora y en la decidida postura de suprimir las cesiones directas de bebés que facilitan el mercadeo de menores en la región-.

Situaciones como la separación de los padres, la disputa por la tenencia y otros aspectos fueron expuestos por los participantes, con el fin de consensuar respuestas a una gran cantidad de planteos. ¿En qué medida el derecho a ser escuchado en un procedimiento judicial incluye el derecho a ser informado sobre las decisiones y su aplicación? ¿Cómo tener las opiniones del niño debidamente en cuenta en función de su edad y madurez? ¿Existen procedimientos y legislaciones específicos necesarios para garantizar el derecho del niño a ser escuchado como testigo en un proceso judicial?

Las conclusiones de este debate en Naciones Unidas serán presentadas públicamente el próximo viernes 29.


Comentarios


Ser escuchados, un paso hacia este logro