Será a principios de junio el juicio político contra el camarista Vila

Carreras, sumariante en el caso, asegura que cometió “graves desarreglos de conducta”.



#

El juez de la Cámara Tercera de Roca permanece suspendido.

VIEDMA (AV).- Un lapidario informe presentó la semana pasada Arabella Carreras, la consejera sumariante en la causa por el juicio político que se instruye en el Consejo de la Magistratura contra el magistrado roquense Carlos Vila, acusado de graves desarreglos de conducta tanto en relación a sus pares, con sus subordinados y en su vida doméstica y familiar. La legisladora concluyó que el juez incurrió, en las distintas oportunidades descriptas en el propio informe, “en el tipo constitucional de grave desarreglo de conducta” encuadrado en el artículo 199 inciso b de la Constitución Provincial, como también en violaciones a la ley Orgánica del Poder Judicial y la de Ética Pública, lo que lo hace “pasible de las sanciones previstas en esa misma normativa (suspensión o destitución con inhabilitación para ocupar en adelante otro cargo judicial)”. El jury de enjuiciamiento se prevé para los primeros días de junio ya que del mismo expediente se desprende que la suspensión transitoria en el rol, que hoy pesa sobre el magistrado, cesa el 12 de ese mes, cuando se cumple el plazo de 90 días otorgado para la instrucción del proceso. El juez de la Cámara Criminal Tercera de Roca, Carlos Vila, recibió la ratificación de su procesamiento en marzo pasado cuando sus pares de la Cámara Primera ratificaron la resolución del juez de primera instancia en una causa penal por lesiones, amenazas y tenencia de arma de fuego. En el plano administrativo, Carreras dio por seguro que Vila “resulta responsable de haber protagonizado graves desarreglos de conducta dentro del Poder Judicial así como también fuera de él”. El detalle indica que Vila pretendió retirar una computadora de su público despacho, lo que fue efectivizado por medio de violencia tanto en el trato verbal hacia sus colegas camaristas, el secretario del Tribunal y jefas de despacho. Además, le endilga el maltrato físico como psicológico respecto de su cónyuge infringiendo la normativa nacional, internacional y provincial referida a la violencia de género, hechos por los cuales fue procesado en el orden judicial. Por otra parte, consignó Carreras que Vila mantuvo estrecha amistad con abogados del foro local lo que viola las reglas de Bangalore sobre la independencia e imparcialidad de los magistrados.


Comentarios


Será a principios de junio el juicio político contra el camarista Vila