Será obligación prescribir por el nombre de la droga

El ministro de Salud, Ginés González García, celebró la aprobación de la Ley de Genéricos y rechazó argumentos esgrimidos por los laboratorios en contra de la norma. Ahora será obligatorio recetar remedios por el nombre genérico de la droga, para que los consumidores puedan optar entre distintas marcas. Se estima que los precios tenderán a bajar.





La Cámara de Diputados convirtió ayer por la madrugada en ley la obligación de recetar medicamentos por el nombre genérico de la droga, para que los consumidores puedan optar entre distintas marcas cuando acudan a las farmacias.

La norma, que apunta a instar a los laboratorios a bajar los precios de sus productos, avala un decreto del Ejecutivo que contó con el apoyo de entidades médicas, farmacéuticas, obras sociales, prepagas y organismos defensores de los consumidores, a excepción de laboratorios y de de una entidad defensora de los consumidores, que cuestionó la medida ante la Justicia.

Los diputados votaron a favor de la norma en un debate en el que se expusieron abrumadoras opiniones a favor. Para apoyar la iniciativa, el ministro de Salud, Ginés González García, siguió el debate en un palco del recinto de la cámara baja.

El proyecto señala que "toda receta o prescripción médica debe efectuarse en forma obligatoria, expresando el nombre genérico del medicamento o denominación internacional, junto con la especificación de la dosis o la unidad".

El proyecto también exige la anotación del nombre genérico en todo envase, prospecto o cualquier documento utilizado por la industria farmacéutica para brindar información o publicidad sobre el remedio. De esta manera se intenta ofrecer alternativas más económicas a las personas que deban adquirir esos remedios, ya que no se los restringe exclusivamente a un producto determinado sino que quedan habilitados a diversas opciones con idénticas características.

También exige a las farmacias a "ofrecer al público todas las especialidades medicinales que contengan el mismo principio activo o combinación" que el medicamento recetado. El ministerio de Salud será el encargado de controlar la aplicación de la ley.

La diputada menemista Martha Alarcia expresó el rechazo más virulento al proyecto, advirtió sobre la "falta de controles" en la venta de genéricos y concluyó que la consecuencia iba a ser la existencia de "medicamentos para ricos y otros para pobres".

Los mayores aplausos los cosechó el radical Aldo Neri quien, con las herramientas obtenidas por su pasado como sanitarista y ministro de Salud durante el gobierno de Raúl Alfonsín.

Neri diferenció los problemas sobre el control de la calidad de los medicamentos de la aprobación de los genéricos y aseguró que "los medicamentos son intercambiables", más allá de su denominación comercial.

"Fue una clase magistral", sostuvo el cavallista Guillermo Alchourrón, quien también sumó el aval de su bancada.

El ARI acompañó la votación general, aunque reclamó acompañar la medida con la fabricación estatal de los medicamentos para regular el mercado.

En la discusión previa a la llegada al recinto, los legisladores se vieron tironeados por los intereses que, a favor y en contra, quisieron imponer sus posiciones. La última jugada fue una carta enviada a cada diputado por los laboratorios farmacéuticos.

El gobierno estima que el gasto en medicamentos se podría reducir en un 60 por ciento.

El ministro de Salud, Ginés González García, sostuvo ayer que la Ley de Genéricos, aprobada, cuenta con una "extraordinaria opinión positiva" y rechazó los argumentos esgrimidos por los laboratorios en contra de la norma al afirmar que "no se afectará la calidad de los medicamentos". (DyN, Télam)

La mayoría celebra

El ministro de Salud, Ginés González García, celebró la aprobación de la Ley de Genéricos y rechazó los argumentos esgrimidos por laboratorios en contra de la norma al afirmar que "no se afectará la calidad de los medicamentos" .

El ministro destacó la amplia mayoría que lo apoyó en la iniciativa que permitirá que los consumidores puedan optar .

El presidente de la Confederación Farmacéutica Argentina, Daniel Alvarado, dijo que "que creemos que la sanción de la ley es un paso importante", pero reclamó "llegar a una verdadera ley de medicamentos que contemple aspectos vinculados a la comercialización, que ataque los medicamentos ilegítimos y también que apunte a garantizar la eficacia y calidad de los productos y favorecer el uso racional del medicamento".

Alvarado aseguró también que, desde que el Gobierno autorizó a través del decreto de emergencia sanitaria la prescripción de medicamentos por nombre genérico " percibimos que la gente comenzaba a pedirlos y el sector médico se ha ido sumando".

Los laboratorios, por el momento, prefirieron llamarse a silencio y los voceros de las cámaras que los agrupan dijeron que su posición con respecto a la ley es conocida y que sus argumentos en contra del proyecto sancionado.


Comentarios


Será obligación prescribir por el nombre de la droga