Serán más estrictos con el turismo aventura

Es la decisión del nuevo intendente del Nahuel Huapi. Rusak quiere que su gente vuelva al espacio natural.



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El flamante intendente del Parque Nacional Nahuel Huapi (PNNH), guardaparque Sergio Rusak, buscará durante el próximo verano "extremar las medidas de seguridad en lo que respecta a las actividades de turismo aventura". Para ello prevé llevar "el personal hacia el Parque" y velar para que se apliquen las resoluciones y disposiciones vigentes.

Explicó que las restricciones de las áreas protegidas se fijan en primer lugar para preservar el medio ambiente y en segundo término por la seguridad de los visitantes. Estimó que en el PNNH "hay que proteger más a las personas que ingresan que al Parque en sí mismo".

En diálogo con "Río Negro" Rusak sostuvo que la intendencia tiene un total de 150 empleados, 130 de los cuales cumplen tareas en la ciudad de Bariloche. "Este hecho conspira en gran medida contra todo tipo de fiscalización y control", aseguró. El funcionario aclaró que entre los 150 empleados hay casi 50 guardaparques, pero sólo 20 de ellos viven en el Parque Nacional, el más grande del país.

El intendente dijo que "filosóficamente, la gente de parques debería estar en las áreas protegidas" y estimó que la amplia mayoría del personal comparte este concepto. No obstante, para instrumentarlo hacen falta dos cosas: simplificar los costos de los traslados y los gastos personales de los agentes que cubran dichas actividades.

Sostuvo que "hay que redefinir el modelo de trabajo por el cual nos vamos a mover de aquí en adelante, pues pretender ingresar a las áreas protegidas con el actual régimen financiero, es imposible. Debemos generar nuevas alternativas para resarcir al personal los gastos que genera estar en la naturaleza". El viernes, (por hoy) habrá una reunión clave con todos los guardaparques de la intendencia, para lograr un acuerdo. "Yo no quiero tocar ningún derecho de los trabajadores, pero más lejos aún estoy de que no haya presencia en el Parque, pues no estamos para trabajar únicamente en los escritorios de Bariloche", dijo.

Reconoció que encontró una intendencia muy endeudada. Había facturas con proveedores de abril del año pasado y además se debían viáticos al personal por cerca de 30.000 pesos de los dos últimos años, cuando la partida por todo un año es de 6.000 pesos. El presupuesto anual del PNNH orilla los 500 mil pesos.

Rusak informó que "se requerirá tener permiso para ingresar a determinadas áreas, por más molesto y burocrático que esto parezca". Al respecto indicó que en breve "se pondrá en práctica el nuevo reglamento de guías de turismo de aventura, el cual fija pautas específicas para varias actividades deportivas". Asimismo recordó que todas las actividades de trekking deber contar con su permiso, el cual hace varios años es gratuito. Reconoció que esto no impedirá que haya accidentes pero se mostró esperanzado que logrará una mayor conciencia en los deportistas.

Prevén nuevas excursiones lacustres

Rusak se mostró optimista en que para el mes de enero haya nuevas excursiones lacustres en el lago Nahuel Huapi. Informó que se firmó el contrato con la empresa Espacio, la cual está en condiciones de botar un barco usado para cubrir la excursión a la Isla Victoria y el Bosque de Arrayanes. Dijo que la firma presentó comprobantes de que contrató la construcción de un moderno catamarán, valuado en unos 800 mil dólares, en un astillero de Buenos Aires. Este barco deberá navegar en el lago dentro de los próximos 180 días.

También confirmó que la empresa concesionaria de la aerosilla en la Isla Victoria puede operar con la lancha Calafate y que Emprendimientos Bariloche, que opera el puerto San Carlos, podría obtener el derecho de instrumentar un transporte lacustre de pasajeros, entre varios puertos lacustres. Asimismo, la hostería Nacional, puede disponer de sus propias embarcaciones.

Adelantó que en breve saldrán a la venta los pliegos para la modernización integral del Puerto Pañuelo, que tendrá un diseño bastante diferente al actual. Volverá a separarse la isla de la costa, por medio de puentes, con lo cual se evitará el impacto ambiental que genera la actual bahía artificial. La isla se reconvertiría en un paseo turístico y los barcos permanecerían fondeados, lejos del muelle.

Rusak dijo también que la APN ha llegado a un nuevo acuerdo con las empresas Puerto Blest S.A. y Catedral Turismo S.A., que operan el sector del Brazo Blest y la excursión internacional por los lagos, cuyas concesiones se han unificado y cuyo canon de explotación se hará en parte con nuevas obras para un mejor servicio a los visitantes.


Comentarios


Serán más estrictos con el turismo aventura