Serán propietarios unos 300 crianceros neuquinos

La provincia les entregará después de 50 años los títulos de propiedad de sus tierras y podrán diversificar su producción




LAS OVEJAS / CHOS MALAL (ACHM)- Después de más de medio siglo, unos 300 crianceros del norte neuquino podrán acceder a los títulos de propiedad de las tierras donde desarrollaron históricamente su actividad. Para la mayoría de estas familias la crianza de sus animales es la única fuente de sustento económico y la falta de recursos les imposibilitaba hacer frente a los elevados costos de las tierras fiscales para poder obtener el "título de propiedad".

A partir del plan de "titularización de tierras", uno 300 pequeños productores de la zona norte de la provincia del Neuquén podrán acceder definitivamente a los terrenos abonando 0,50 la hectárea de campo y además el gobierno de la provincia les condonará los valores de las mensuras.

Según datos recogidos por "Río Negro", los crianceros ubicados en el departamento Minas, más precisamente en la localidad de Las Ovejas serán los más beneficiados.

De acuerdo a lo adelantado desde la Dirección General de Tierras de la Provincia, dependiente del Ministerio de Desarrollo Social, unos 200 crianceros de Las Ovejas podrán acceder al plan, mientras que las restantes 100 familias que se beneficiarán están dispersas en los departamento Chos Malal, Pehuenches y Ñorquin.

El objetivo y meta del gobierno "es que las tierras fiscales sean transferidas al auténtico poblador otorgándole el título de propiedad a cada uno de ellos".

La idea es que puedan afincarse en forma definitiva en el lugar donde viven ejerciendo no sólo sus derechos sino también como garantía de seguridad social y económica para las generaciones venideras".

También la provincia pone en marcha este plan a título de "reparación histórica", dado que se debe tener en cuenta la ocupación que el actual titular viene ejerciendo sobre el territorio, remontándose a dos o más generaciones.

En la actualidad lo crianceros que ocupan las tierras fiscales abonan regularmente los permisos de pastaje y/o arrendamiento y realizan por lo general la trashumancia de ganado de los campos de veranada e invernada y viceversa.

Históricamente los crianceros han hecho gestiones para poder obtener el título de sus campos, pero los valores de venta fijados oportunamente para sus tierras fiscales hacían imposible al auténtico criancero hacer frente al pago de las mismas.

A la par del elevado costo de la tierra, los crianceros se encontraron con los bajos precios de mercado de sus productos tradicionales como carnes, cueros y lanas.

A esto se le suman además las reiteradas emergencias económicas de los últimos años como consecuencia de los temporales de nieve y lluvia, además de las sequías, que afectaron sus ganados.

A partir del plan de titularización, los crianceros tendrán autonomía para administrar libremente sus tierras y les permitirá abrir nuevas puertas para diversificar su producción.


Comentarios


Serán propietarios unos 300 crianceros neuquinos