Seria advertencia



El Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió ayer al gobierno de Argentina que lance una reforma para encaminar el sector de los servicios y le advirtió que el aumento de la tasa de inflación terminará por "erosionar" la competitividad del país.

En su "Panorama Económico Mundial", difundido en Washington en vísperas de la nueva "reunión de primavera" que llevará a cabo este fin de semana, el Fondo corrigió con un gran aumento su pronóstico de crecimiento de la Argentina para este año, llevándolo del 4,2% que previó en setiembre del año pasado a un nuevo 7,3%.

Según el informe mencionado, la Argentina será el país que más crecerá durante el corriente año pero asimismo muestra en el escrito un alto grado de preocupación por la evolución que muestra la inflación, estimada por el organismo en algo más del 12% para todo el 2006.

También corrigió su estimación de crecimiento para el 2005, elevándola del anterior 7,5% a un 9,2% en el nuevo reporte, pero apuntó además una fuerte caída para el 2007, año en el cual Argentina crecerá, según la previsión incluida en el nuevo Panorama, solamente un 4%.

El FMI dijo que la expansión económica argentina "sigue siendo fuerte", impulsada tanto por la demanda interna como por el "robusto crecimiento" de las exportaciones.

Pero, "mirando hacia delante", afirmó el Fondo, se espera que las limitaciones de la economía argentina y la inflación que comenzará a "erosionar la competitividad" hagan que el crecimiento del país se "modere".

Según el FMI, la política fiscal del 2005 tuvo un desempeño mejor del previsto y el crecimiento de la recaudación ayudó a superar "un significativo aumento en el gasto del gobierno".

Ahora, indicó el FMI, "una combinación de superávits fiscales mayores a los presupuestados, tasas de interés más altas y una mayor flexibilidad cambiaria será necesaria para manejar las presiones de la demanda interna y contener la creciente inflación, que se prevé este año promediará alrededor de un 13 por ciento".

"Las autoridades necesitarán introducir reformas en el sector de los servicios, incluyendo la liberalización de los precios, y aumentar la inversión en infraestructura" si quieren echar las bases de un crecimiento alto para el mediano plazo, completó el FMI.


Comentarios


Seria advertencia