Sería familiar el abusador de la nena de Junín

La Policía busca al autor del abuso de la menor.



JUNIN DE LOS ANDES (ASM).- Mientras la chica de 13 años que mató a su bebé recién nacido continúa internada para recibir contención psicológica, los investigadores están dedicados a encontrar al sospechoso de abusar sexualmente de la niña, y todo apunta al entorno familiar. “Para la Justicia la niña no es imputada, es víctima. Ahora hay que determinar quién es el padre del bebito asesinado, y probar cómo ocurrieron los hechos”, explicó una fuente con acceso a la causa.

A unos 40 kilómetros de

Junín, en el paraje Chiuquilihuín, donde el miércoles se descubrió este aberrante caso, el panorama era muy triste. En esa comunidad mapuche donde se encontró el cuerpito del bebé ahorcado con un cordón de zapatos, las 60 familias que habitan la zona no salían de su asombro.

“Río Negro” estuvo en el lugar y recogió los testimonios de algunos habitantes, quienes no se explicaban cómo la niña pudo ocultar su embarazo hasta después del improvisado parto en el baño de una casa cercana. Pero para más de uno de los pobladores, la preocupación mayor es tener casi la certeza de que “el abusador está o estuvo en la comunidad y todavía no lo encontraron”.

El fiscal del Menor y el Adolescente, Federico Sommer, a cargo de la investigación, dijo que “la causa se encuentra en plena etapa investigativa y quiero resaltar que la confidencialidad de los datos se funda en que se tramita conforme el procedimiento que establece la ley 2.302”.

El funcionario judicial explicó que está abocado a “comprobar el hecho investigado, juntar toda la prueba y poner al niño o adolescente inimputable a disposición del defensor del niño, teniendo en cuenta las circunstancias del caso, el lugar y el contexto social y familiar”.

“Hoy la persona más importante para esta fiscalía del menor es la niña. Es sospechosa pero es inimputable. Y es mi obligación que ella reciba toda la contención necesaria, de acuerdo a lo establecido por la ley 2.302, de protección integral del niño y el adolescente”, dijo Sommer.

Luego de las prácticas periciales realizadas por los forenses, la Justicia entregó ayer a los familiares el cuerpo de un varoncito que ni siquiera llegó a tener nombre.

La autopsia confirmó que había nacido bien y que falleció debido a la “asfixia por estrangulamiento”. Una hipótesis es que madre no tuvo ninguna asistencia durante el improvisado parto en el baño, pero en esta etapa de la investigación no se ha descartado la participación de un tercero, en el parto y en el brutal asesinato.

Los que se inclinan por la posibilidad de que sólo la nena tuvo participación en el hecho, no se olvidan del caso de una mujer de una comunidad cercana, que mató sin ayuda de terceros a su bebé recién nacido. Al igual que el caso de Chiuquilihuín, la madre dio a luz y la criatura

fue asesinada poco después.

Para los investigadores es importante en el caso de la niña-madre el detalle de que la propia familia de la chica avisó al agente sanitario que finalmente llama a la ambulancia y la Policía. “A priori, esto indicaría que no hubo intención de que el hecho no trascendiera más allá del círculo íntimo”, dijeron las fuentes.

 

 

Nota asociada: Conmoción en Chiuquilihuín  

Nota asociada: Conmoción en Chiuquilihuín  


Comentarios


Sería familiar el abusador de la nena de Junín