Serios incidentes al cierre del escrutinio en Junín

El viceintendente electo Marcovesky denunció que lo agredieron 150 personas. Tuvo que salir de una escuela custodiado por la policía. No sufrió lesiones graves.

JUNIN DE LOS ANDES (ASM).- Un serio incidente se vivió alrededor de las cero horas de ayer, cuando concluía el escrutinio en las últimas mesas femeninas de la escuela 187. A la salida del edificio, el candidato a viceintendente por el MPN, Diego Marcovesky, sufrió agresiones de hecho por parte de una turba de 150 personas que, según relató la propia víctima, primero lo increparon y luego la emprendieron a golpes y pedradas. Por fortuna, no sufrió lesiones serias.

Conviene recordar que la fórmula del MPN integrada por Rubén Campos para la intendencia y Diego Marcovesky para la viceintendencia, se impuso por escaso margen a la Concertación Neuquina: apenas logró una diferencia de 127 votos sobre los 6.500 escrutados.

El MPN con los votos de Opción Federal, logró 2.671 sufragios para el municipio, contra 2.544 de la Concertación. En tercer lugar entró el UNE, con 652 papeletas.

Los ánimos estaban tensos desde el mismo momento en que concluyó el comicio, debido a un lento recuento y a discusiones sobre el escrutinio en algunas mesas.

Según relató Marcovesky a este diario, en el interior de la escuela ya había habido una discusión entre el concejal Altamirano (MPN) y candidatos de la Concertación.

El recuento, precisó, «terminó a las 12 de la noche, así que salimos con algunos compañeros una vez terminada la labor, pero afuera nos encontramos con unas 150 personas que estaban esperando, con intención de agredirme».

Cuando se le preguntó el supuesto motivo de esa hostilidad, Marcovesky dijo que «focalizaban la bronca en mí, supongo porque yo era candidato del MPN; no había una razón en particular».

Otras fuentes y versiones recogidas por las radios locales, indicaban que el incidente cobró forma cuando algún simpatizante del MPN se ufanó del triunfo frente a partidarios de la Concertación.

El caso es que rodeado de un puñado de compañeros del partido y con la custodia de algunos policías, Marcovesky recorrió una pocas cuadras que resultaron ser un infierno. Hubo insultos, pedradas y algunas agresiones de hecho, que por fortuna no resultaron graves.

El flamante viceintendente electo destacó la labor de los policías que se hallaban en el lugar custodiando el escrutinio: «actuaron con mucha profesionalidad y mesura, cuidándonos pero sin responder las agresiones, porque si hubiera habido una respuesta de hecho, no sé qué hubiera ocurrido».

Marcovesky no dudó en señalar a militantes, simpatizantes e incluso algunos candidatos locales de la Concertación como los integrantes de la barra que lo aguardaba a la salida.

 

Impugnación

 

Según se supo, la Concertación Neuquina impugnó la mesa 1.585 femenina, debido a diferencias en el recuento de los sufragios.

Al momento de cierre del escrutinio, la disputa surgió debido a que el MPN planteaba que los votos nulos y recurridos no habían sido informados, pero desde el Concertación achacaban que se había cerrado y abierto la urna de manera irregular pasada ya la hora del comicio.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora