Sharon busca un acuerdo con el centro

El primer ministro israelí no quiere depender exclusivamente de los partidos ultrarreligiosos.



Los israelíes siguen ahora las negociaciones de Sharon para formar gobierno.
JERUSALEN (AFP) – El primer ministro israelí Ariel Sharon, que manifestó su voluntad de llevar adelante un gobierno de centro, al frente de una coalición de unión nacional tras su victoria en las elecciones del martes, debería reunirse próximamente con el presidente egipcio Hosni Mubarak.

Según la presidencia del Consejo en Jerusalén, Mubarak y Sharon acordaron, durante una conversación telefónica por iniciativa del presidente egipcio, reunirse, en un lugar no precisado, tras la formación del nuevo gobierno israelí.

Ambos responsables se pusieron de acuerdo para estimar que “era necesario relanzar el proceso de paz”, indicó un portavoz del gobierno.

Egipto es el primer país árabe en haber firmado un tratado de paz con Israel, en 1979, y se esfuerza por desempeñar un papel de mediador para alcanzar una solución del conflicto israelo-palestino.

El partido de Sharon, Likud (derecha), ganó con holgura las elecciones israelíes y prácticamente duplicó su representación con 37 diputados, contra 19 en el Parlamento saliente. Apoyándose en las formaciones religiosas y de extrema derecha, Sharon dispondría de una mayoría de 67 bancas sobre un total de 120. Pero al mismo tiempo correría el riesgo de una fuerte inestabilidad política y fuertes tensiones con Estados Unidos. Sharon dijo estar listo para analizar, “tras el cese del terrorismo”, la creación de un Estado palestino desmilitarizado.

Este proyecto, dijo Sharon, “va en el mismo sentido” que la propuesta del presidente norteamericano George W. Bush sobre la creación por etapas de un Estado palestino de aquí a 2005. Pero los partidos de la derecha religiosa y la extrema derecha nacionalista adhieren al concepto de “Eretz Israel” (Israel de las fronteras bíblicas) y no quieren escuchar hablar de un Estado palestino.

La intención de Sharon es formar un gobierno de unión nacional, pero el dirigente laborista Amram Mitzna, cuyo partido conoció una derrota histórica pasando de 25 a 19 bancas, descartó la posibilidad.

La llave para destrabar la situación quizás esté en manos del partido de centro laico Shinui, que se convirtió en la tercera fuerza política con 16 bancas, contra 6 en el Parlamento saliente. En un quiebre de su discurso, su jefe Yossef (Tommy) Lapid, indicó que aceptaría formar parte “por un tiempo limitado” de un eventual “gabinete de emergencia nacional” junto al Shass ultra-ortodoxo, su enemigo declarado. Sharon tiene 28 días para formar gobierno.

Arafat, dispuesto a dialogar

JERUSALEN (AFP) – El presidente de la Autoridad Palestina Yasser Arafat se declaró ayer dispuesto a reunirse con el primer ministro israelí saliente Ariel Sharon tras la victoria de su partido Likud en las elecciones legislativas de Israel, pero este ofrecimiento fue rechazado inmediatamente en Jerusalen.

A la pregunta: “¿está usted dispuesto a reunirse con Sharon?”, Arafat respondió “esta noche misma”. La pregunta le fue formulada durante una entrevista con la cadena de televisión privada israelí Arutz 10. Arafat reiteró que estaba dispuesto a reanudar las negociaciones de paz con Israel, tras más de dos años de Intifada, recordando que había hecho proposiciones en ese sentido en varias ocasiones, siempre infructuosamente.

Poco después el portavoz de la presidencia del consejo, Avi Pazner, rechazó ese ofrecimiento. “Para Israel, Arafat está fuera del juego y lo que dice no cuenta”, declaró Pazner a la AFP. En un comunicado, la oficina del primer ministro acusó una vez más al líder palestino de “organizar el terrorismo” y subrayó que “no puede ser un asociado” en la negociación.


Comentarios


Sharon busca un acuerdo con el centro