Sharon condiciona tregua con Arafat

Le dijo a Bush que debe haber al menos 10 días de calma antes de sentarse a negociar





Washington (EFE).- El primer ministro de Israel, Ariel Sharon, insistió ayer ante EEUU en que el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Yasser Arafat, tiene que acabar totalmente con la violencia por lo menos 10 días antes de buscar avances en las negociaciones de paz.

Pese a la dureza de los argumentos israelíes, el presidente de EEUU, George W. Bush, se mostró esperanzado sobre la posibilidad de lograr la paz en Oriente Medio, aunque coincidió con Sharon en que todavía no hay suficiente calma en la región.

Al término de la reunión en el Despacho Oval de la Casa Blanca, Sharon dijo a la prensa que las discusiones «fueron muy buenas y amistosas. Hemos analizado en profundidad asuntos estratégicos y el proceso de paz en Oriente Medio».

«Quisiera dejar en claro que la situación debe estar totalmente tranquila y luego comenzaremos un período de 10 días.Si no ocurre nada (ningún hecho de violencia) en ese plazo, entonces empezaremos las negociaciones», dijo Sharon a los periodistas, tras la reunión con Bush en Washington.

El primer ministro de Israel se refería así a las recomendaciones del Comité Internacional dirigido por el ex senador demócrata George Mitchell para rebajar la violencia e ir hacia las negociaciones de paz, así como a las fórmulas del director general de la CIA, George Tenet, para lograrlo.

Poco antes, Bush indicó a Sharon -que realizó su segunda visita a la Casa Blanca en tres meses- «la ferviente esperanza de Estados Unidos es que haya paz en Oriente Medio… Todos tenemos que trabajar para romper el ciclo de violencia de forma que empiece el proceso de entrada en vigor del acuerdo Mitchell». Según esos planes, tras el cese de la violencia, comenzaría un «período de enfriamiento» de unas seis semanas durante el que las partes tomarían las medidas adecuadas para recrear el clima de confianza perdida hace nueve meses al empezar la segunda «Intifada» o levantamiento palestino, para después reanudar las negociaciones del proceso de paz.

Bush reconoció también que el alto el fuego ha ganado ímpetu, pero «sigue siendo frágil «.

Con esta entrevista y con el viaje que el secretario de Estado, Colin Powell, emprende en las próximas horas a Oriente Medio, EEUU retoma el liderazgo diplomático en la resolución de este conflicto.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Sharon condiciona tregua con Arafat