Shell aseguró que "no hay conflicto" con el Gobierno

Empresarios de la petrolera relativizaron los cruces con la gestión del Presidente Kirchner. Dijeron que la Justicia debe "evaluar si la compañía cometió un delito o no". Por otra parte se desechó que la compañía esté evaluando seguir los pasos de Esso.

BUENOS AIRES.- El presidente de Shell, Juan José Aranguren, afirmó hoy que "no hay un conflicto" con el Gobierno por las sanciones contra la petrolera y consideró que existe una situación donde la Justicia debe "evaluar si la compañía cometió un delito o no".

Por otra parte, el ejecutivo desechó que la compañía esté evaluando seguir los pasos de Esso, que anunció que venderá sus activos en el país.

Aranguren se refirió a la posición de las embajadas de Holanda y Gran Bretaña, países de origen de los capitales de la petrolera, que afirmaron que Shell "es una empresa privada que resuelve sus asuntos de modo independiente".

"No es un conflicto, sino simplemente evaluar si la compañía operó dentro de marco de la ley", explicó el directivo, quien precisó que "más allá de las dudas sobre si la Ley de Abastecimiento está vigente o no, o si corresponde o no aplicar la pena de prisión, habría que evaluar si realmente la compañía cometió un delito".

Sobre la posibilidad de ir preso, como prevé la Ley de Abastecimiento para quien la infringe, aseguró: "No tengo ninguna preocupación, estoy tranquilo, hace 27 que estoy en esta compañía y la quiero mucho".

Ante la consulta de si la petrolera podría seguir los pasos de Esso y abandonar el país, Aranguren negó que se esté evaluando esa posibilidad. "Futurología no puedo hacer, lo que puedo decir es lo que ya he dicho en 2004, cuando arreciaban los rumores de que Shell estaba vendiendo sus activos en América latina, y salimos a dar la cara para decir que habíamos tomado la decisión de permanecer en algunos países de la región, uno de los cuales era Argentina", afirmó Aranguren.

Remarcó que "lo real es lo que estamos haciendo hoy, operando dentro del marco de la ley, y defendiendo nuestro derecho de hacerlo". "Seguimos peleando desde nuestro puesto de dirigir una empresa petrolera en Argentina", subrayó el titular de Shell, quien sobre la salida de Esso opinó que "no es bueno".

 

 

Fuente: (DyN).


Comentarios


Shell aseguró que "no hay conflicto" con el Gobierno