Shell denunció al gobierno

La filial argentina de la petrolera angloholandesa Shell denunció ayer que el gobierno mantiene frenada desde junio una exportación de 120.000 litros de gasolina, en el marco de un conflicto que mantiene con el Gobierno por el precio de los combustibles.

La compañía dijo que la demora del gobierno en otorgar la autorización puede afectar el abastecimiento de gasoil en el país.

El gobierno del presidente Kirchner había acusado ante la Justicia a Shell por no haber abastecido correctamente a las gasolineras del país, lo que violaría la Ley de Abastecimiento, y solicitó la captura de sus directivos, entre ellos, su presidente, Juan José Aranguren.

La ley de abastecimiento, que data de 1974, prevé multas para los infractores que en algunos casos pueden ser castigados con penas de entre 90 días y cuatro años de prisión.

La vigencia de la norma ha sido cuestionada por la petrolera en sus presentaciones judiciales.

La firma reconoció que hubo faltantes temporarios de gasoil pero dijo que lo mismo sucedió con otras petroleras en medio del déficit energético que padece Argentina.

Aranguren había acusado al gobierno de concentrar sus inspecciones en las gasolineras abastecidas por la firma angloholandesa.

Shell acusó a las autoridades por discriminación y explicó en una solicitada publicada en los diarios que sólo en el mes de junio pasado, se le aplicaron 32 multas por un millón de pesos cada una (312.500 dólares) bajo la acusación de desabastecimiento.

"La ley se aplica mal, no se aplica de forma pareja. Hasta el 8 de agosto, hicieron 511 inspecciones en Shell, el 64% del total. En el resto, apenas 290, y en la competencia hubo cero multas", había declarado Aranguren. La puja tuvo su clímax en marzo de 2005, cuando Kirchner exhortó a los argentinos a boicotear a la empresa y varias estaciones fueron bloqueadas por grupos piqueteros.


Comentarios


Shell denunció al gobierno