“Si hubiera estado tu hermana, la mato”



La escalada de violencia que culminó con el intento de homicidio de Paola Canario en San Antonio Oeste tiene antecedentes gravísimos que, pese a eso, no fueron tenidos en cuenta a la hora de evaluar el riesgo en que la joven se hallaba a merced de su ex concubino. “A principios de este año, creo que en febrero, Díaz se metió con un rifle en la casa de mis padres. Ahí vivimos nosotros también. Él ya sabía que no podía entrar a esa casa ni a la que alquilaba mi hermana (por la orden judicial de impedimento de contacto)”, relató Carlos Canario. Recordó que en esa oportunidad Díaz “se metió a la pieza y a la cocina, siempre apuntando con el rifle. Menos mal que mi mamá, que ya es grande y no se puede movilizar, no estaba en esa parte de la casa. Pero cuando sale de la cocina una de mis hijas, de 12 años, lo ve y me grita ‘papá, ahí entra Díaz, está loco, viene con un arma’. Entonces yo salgo y le digo ‘¿A quién buscas?’ Y me contesta, apuntándome, ‘Los voy a matar a todos juntos si no me dicen dónde está Paola’. Entonces sale mi sobrino, de 22 años, y él lo agarra y lo lleva al patio y le dice ‘si llaman a los milicos los mato a todos’”. El violento episodio no termina allí. Según recuerda Canario, “las mujeres llamaron a la policía y cuándo Díaz ve la moto (policial) abre la puerta del auto de mi papá y deja el rifle detrás del asiento. En un descuido, mi sobrino aprovecha y lo agarra para dárselo a la policía”. Aquel día, dramático anticipo de lo que ocurriría meses después, a Díaz “lo llevaron detenido pero a los dos o tres días ya estaba suelto. Después a mí me llamaron a declarar del juzgado 4, en Viedma. Creo que en ese momento estaba el juez Juan Bernardi, pero no me atendió el juez, me atendió el secretario. Yo le dije ‘¿Qué hubiera pasado si mi vieja estaba en la cocina y él le apunta y le da un infarto, o si le pega un tiro?”. Y por si fuera poco, afirma el hombre que “varias veces después, incluso unos días antes del ataque del domingo, Díaz me llamó para que levante la denuncia penal. ‘Yo estoy arrepentido, quiero vivir tranquilo. Pero ese día yo estaba decidido a matar a tu hermana. Si hubiera estado tu hermana, la mato’, me dijo”. Por aquel hecho armado y por tres episodios más, el juez Bernardi sobreseyó de la causa penal a Díaz, a solicitud del fiscal Marcelo Álvarez. En el mismo juzgado, ahora a cargo de Guillermo Bustamante, hoy tramita la causa por intento de homicidio y lesiones contra Paola y su hermano. (ASA)


Comentarios


“Si hubiera estado tu hermana, la mato”