“Si no hay salud ni educación es que no sirven”

Arriaga, muy duro con Saiz en un acto realizado en Cipolletti



CIPOLLETTI (AC).- En un colmado salón de Bomberos, el precandidato a diputado nacional Julio Arriaga, acompañado del senador Miguel Pichetto, los intendentes Alberto Weretilneck (Cipolletti) y Carlos Soria (Roca) y la segunda nominada, Silvina García Larraburu, largó el viernes por la noche el tramo principal de la campaña para los comicios del 23 de octubre.

Lo hizo con duras críticas al gobierno de Miguel Saiz y la insistencia de que hay que ganar ahora para imponerse en la que denominó “la verdadera batalla” que se dará en el 2007, donde estará en juego el poder provincial.

Una enorme pancarta con la consigna “Arriaga 2005-Kirchner 2007” dominaba el salón en una de las paredes laterales.

En su mensaje, el último de la noche, Arriaga ponderó la postura del presidente Néstor Kirchner respecto de la renegociación de la deuda externa, lo que ha oxigenado la economía y ha puesto al país “en el camino correcto”.

Después, objetó al gobernador Saiz, recordando el episodio que tuvo que soportar el mandatario en Bariloche con alumnos y estudiantes y su ausencia en la apertura de sobres de la licitación del puente en Isla Jordán. “No viene porque no puede”, precisó.

Mencionó que en los gobiernos radicales “se regaló” el Banco Provincia, y también la empresa de energía, y que ahora, como antes, los docentes, los enfermeros y los policías, por ejemplo, “ganan sueldos miserables”.

“Si no cumplen con salud, educación y seguridad es que no sirven para nada”, dijo, siempre sobre la administración radical en la provincia.

En un tramo de su discurso Arriaga manifestó que la elección de octubre, en la que “vamos a acompañar con todas nuestras fuerzas” al presidente Kirchner “define la historia para el 2007”, año en que se dará “la batalla final”.

“Este proyecto está destinado a cambiar el gobierno en el 2007, en el que un justicialista (en obvia alusión a Pichetto y a Soria, porque los dos quieren lo mismo) será gobernador”, fue otra de sus expresiones.

Antes, hablaron Weretilneck, Soria, Pichetto y Silvina Larraburu. La dirigente barilochense expresó que el desafío es articular, con el presidente Kirchner a la cabeza, un proyecto político sin egoísmo para los rionegrinos, e instaló la contagiosa consigna “vamos por todo”, en octubre por las diputaciones y en el 2007 por el poder provincial.


Comentarios


"Si no hay salud ni educación es que no sirven"