«Si saben de alguien…»





Soy docente en Río Negro. Mi marido se llama Javier y a causa de un accidente de tránsito desde 1997 posee ceguera bilateral, aunque esto no le ha impedido continuar estudiando.

Estando ciego, y gracias a la ayuda de muchos colegas que realizaron una tarea desinteresada, en el 2003 logró terminar sus estudios secundarios en el CEM 55 de Luis Beltrán. Actualmente cursa la Tecnicatura en sistema Braille en un Instituto de Formación Docente de La Plata. Para su carrera sería de suma utilidad contar con una máquina de escribir Perkins, ya que esto le agilizaría la tarea. Pero, como todo, en nuestro país para la clase laburante no es fácil; primero, es muy difícil conseguirla y, segundo, los costos son altos.

La idea es que tenga su máquina así como cualquiera de nosotros tiene la posibilidad de contar con una computadora propia, por ejemplo. Realizamos la solicitud en el Consejo del Discapacitado, pero como Javier tiene obra social le corresponde a Osecac proveerla; hicimos el pedido, pero se lavaron las manos… ¿no se quieren contagiar de gripe A?

La idea es que, si saben de alguien que tenga una en desuso y quiera donarla, venderla o prestarla por largos, larguísimos años, les agradeceríamos profundamente que nos lo informaran.

Más allá del inmenso amor que le tengo, lo que más me enamora es su fuerza, su tesón y sus incansables deseos de superación, que en más de una oportunidad me sirven de ejemplo para constatar que todo es posible, que no hay obstáculo más grande que uno mismo.

Valeria Elizabeth Andrade, DNI 28.782.055

andrade_valeria@hotmail.es

Choele Choel


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
«Si saben de alguien…»