Si Solá no cede, Kirchner rompería lanzas con el PJ bonaerense

Máxima tensión entre Nación



BUENOS AIRES (ABA).- El presidente Kirchner, le advirtió al titular de la Cámara de Diputados, Eduardo Camaño – un fiel adepto del ex mandatario Eduardo Duhalde -, que si la provincia de Buenos Aires, a través del gobernador Felipe Solá o de quien sea, lo siguen presionando por más fondos de la coparticipación federal de impuestos, podría tomar la determinación de romper lanzas con el aparato del PJ bonaerense y competir electoralmente en ese distrito clave.

Lejos de amedrentarse ante el desafío, Solá endureció su reclamo. Aclaró ayer que los fondos para su provincia no deben salir de los ingresos de otras, sino de la Nación. Busca así ganar la adhesión de los gobernadores, a quienes les envió una carta explicándoles su postura.

Hasta el momento, la línea dura contra el gobierno por el reparto de fondos la encabeza el gobernador bonaerense y ya recibió adhesión explícita de sus pares de Neuquén, Jorge Sobisch, el pampeano Carlos Verna y el polémico sanluiceño, Alberto Rodríguez Saá.

La preocupación en la Rosada es que este frente junte más adeptos en las próximos días y cristalice en un frente basado en las necesidades económicas y políticas de algunos caudillos provinciales.

Es por ello que para neutralizar la jugada de Solá, Kirchner anunció que llamará a una reunión con gobernadores para discutir los términos de una nueva ley de coparticipación federal.

 

El FMI también juega

 

Al presidente lo presionan también desde el frente externo por este tema. El acuerdo firmado con el FMI contempla que para fines de este mes debe estar el proyecto debatiéndose en el Congreso.

En medio de la batalla puntual por los fondos, el cíclico malestar de Kirchner con el duhaldismo va en crecimiento.

Así lo dejó trascender anoche una alta fuente del gobierno nacional a “Río Negro”, que indicó además que el presidente anuló una invitación a Camaño para viajar a Río Turbio, el fin de semana pasado, molesto entre otras cosas por una declaración del dirigente quilmeño en la que éste le recordó al presidente su promesa proselitista para restituir a Buenos Aires “8 puntos de la coparticipación”, esto es, unos 3 mil millones de pesos.

Camaño eligió la difusión de un comunicado de prensa para hacerle saber al patagónico que la provincia espera la vuelta del Fondo de Reparación Histórico, que le fue quitado durante la gestión del radical Alejandro Armendáriz. Kirchner, según supo este diario, llamó por teléfono a Camaño para decirle que es “imposible” que la Nación responda positivamente

a los reclamos de Solá. Acto seguido, le señaló que si no cesan de jaquearlo desde el primer Estado argentino, se verá forzado a armar “una estructura política propia” en Buenos Aires.

“Mirá que el año próximo, cuando se renueve la cámara, me puedo llegar a quedar con la mitad de los diputados nacionales”, dicen que con estas palabras Kirchner desafió el jefe de la Cámara de Diputados.

Tanto en la Rosada como en Economía, sostienen que de accederse a las peticiones de Solá, se podría alterar la marcha de la economía y determinar un nuevo ajuste, pues habría que hacer esfuerzos para que el superávit fiscal ronde en el 5%.

Es sabido, igualmente, que Solá llamó la semana pasada al despacho de Kirchner, pero éste no se dignó a atenderlo.

'Desde La Plata se justificó primero la reticencia presidencial, en razón de la oferta de Lavagna a los tenedores de bonos. Pero pasaron las horas, y el teléfono rojo de Felipe no recibió ninguna respuesta, y no hay señales que ello vaya a ocurrir.

Las fuentes consultadas por “Río Negro”, señalaron que a Kirchner no se le pasó el enojo por las actitudes de Solá, de salir a ventilar a través de los medios sus pretensiones de dinero ante la Nación.

¿Está Duhalde detrás de Felipe? Los indicios parecen indicarlo.

Unos quince días atrás ambos se reunieron, entre otros temas, para abordar el de la inseguridad pública. Duhalde ha dejado trascender que trabajará para poner en la gobernación a alguien de su sector en el 2007, en defensa de los intereses provinciales.

Pese a esta declamación de propósitos, en la Rosada, no creen que Duhalde “le esté dando manija” a Solá para que se mueva como lo hace, confrontando con el jefe de gabinete, Alberto Fernández.

No es un secreto que Kirchner desconfía del aparato duhaldista, que lo acorrala desde varios flancos: al de la coparticipación, se suman los esfuerzos para convencerlo de que se haga cargo de la conducción nacional del PJ.

En este contexto debe inscribirse la advertencia de Kirchner a Camaño, mientras algunos operadores del Presidente con despacho en la Rosada, han dejado trascender el nombre de la senadora Cristina Fernández, esposa del primer mandatario, para jugar como figura de atracción en Buenos Aires.

Sin embargo, las fuentes requeridas aclararon que “aún no se decidió si Cristina se moverá en Capital Federal o en la provincia. Estará donde sea imprescindible ganar para mantener nuestro proyecto”, acotaron.

En Buenos Aires, el actual ministro del Interior Aníbal Fernández – antes alfil de Duhalde, hoy de Kirchner -, dedica los fines de semana a recorrer la provincia, aglutinando voluntades. Si se le dan las barajas, planea ser candidato dentro de tres años. Y, si no, aspira a ser “prenda de negociación en nombre de Kirchner y Duhalde”.

Si como se presupone, Duhalde resuelve ir por una banca de senador el año próximo, Kirchner doblará la apuesta. Pero todavía falta mucho. La batalla, por estos días, está concentrada en la coparticipación. Y la mano, viene dura.

Nota asociada: Reacciones: Carta a los gobernadores Convocarían a todos los mandatarios provinciales a una reunión “Las peores condiciones son para los afiliados a las AFJP”  

Nota asociada: Reacciones: Carta a los gobernadores Convocarían a todos los mandatarios provinciales a una reunión “Las peores condiciones son para los afiliados a las AFJP”  


Comentarios


Si Solá no cede, Kirchner rompería lanzas con el PJ bonaerense