“Siempre cuesta un poco más”

Janet Martínez es entrenadora de básquet. Es una de las mujeres que, con mucha pasión, impulsa el deporte femenino en la región. Estuvo en Estados Unidos donde se capacitó al respecto.



#

En el gimnasio ex Corpo, Janet desarrolla su tarea con chicos y chicas a cargo al mismo tiempo. Una labor para destacar en cuanto a valores e igualdad. (Foto: Juan Thomes )

La perspectiva de género ha ganado terreno en los últimos tiempos y resulta necesaria en pos de una sociedad más justa e igualitaria. Hay distintos planos de debate o campos en los que se trabaja para que eso ocurra. Es cierto que los más palpables hacen referencia a la violencia física o verbal, pero la discriminación y los estereotipos también son un aspecto a atender.

Como cualquier actividad social, el básquet no escapa a esta cuestión. El femenino ha ganado mucho terreno en los últimos años en el norte de la patagonia.

Pero el camino de quienes impulsan la movida no es sencillo, porque como dice Janet Martínez ‘‘al femenino siempre le cuesta un poco más’’.

Desde chica vivió el básquet como una pasión. Es habitual que quienes están en este deporte desde algún lugar sientan algo común. Tan habitual como difícil de explicar. Y eso le pasó a Janet en su San Martín de los Andes natal. ‘‘En mi casa jugábamos en el aro del patio. Mi hijo juega desde chico. Es algo que está presente en la familia’’, le contó Janet a ‘‘Río Negro’’.

Luego de vivir su infancia en el sur neuquino, estudió en Junín (provincia de Buenos Aires) un tiempo y regresó a la zona. Retomó educación física en Cipolletti y desde hace varios años juega en la Escuela Municipal de esa ciudad, donde es una de las titulares de uno de los equipos importantes de la región.

En Cipo, la primera arrancó antes y luego se hizo el trabajo hacia las formativas. Janet recorre ese camino junto a varios DT que trabajan en el municipio con más de 300 chicos y chicas que se acercan para practicar la actividad en los gimnasios locales.

En julio fue parte de una capacitación en Estados Unidos y viajó a Washington con otras once entrenadoras argentinas con el objetivo de sumar conceptos en el país donde el básquet se inició.

‘‘Fue una gran experiencia que nos marcó mucho a todas. Nos aporta desde lo humano y desde lo profesional’’, afirmó sobre el viaje.

El programa llegó al país a través de la embajada estadounidense. ‘‘La mamá de una de las nenas que entreno me lo comentó y me interesé. Hice los trámites para poder viajar y por suerte salió todo bien’’, comentó.

Sin embargo, unos días antes de viajar, tuvo una lesión jugando con su equipo. ‘‘Me dolió el tobillo, pero en ningún momento dudé en viajar. Me fui con la bota ortopédica’’, explica Janet.

Las actividades se desarrollaron en la Universidad George Mason y las temáticas fueron diversas, pero una de ellas está directamente relacionada con la tarea que Janet lleva adelante: La protección igualitaria para el atleta masculino y femenino.

‘‘A veces me dicen que soy la loca del femenino. No me molesta para nada serlo, porque creo que hay que difundir para los dos lados de la misma forma’’, expresó.

En Estados Unidos existe desde hace varias décadas la ‘‘Ley sobre el título 9’’ que apunta a que las instituciones que reciben ayuda del estado deben dar igualdad de oportunidades a todas las personas. ‘‘Antes de esta ley, por ejemplo, las becas no llegaban a las mujeres’’, contó.

Esta ley se aplica incluso a las condiciones los vestuarios. ‘‘El ejemplo más notorio es el fútbol. En USA el masculino tenía mejores condiciones, pero la femenina rendía mejor’’, explicó.

Si bien su ejecución tiene cuestiones pendientes, sirve para entender todo el camino que falta recorrer en la zona y en Argentina en cuanto a la igualdad entre los géneros en el deporte.

‘‘Tenemos a chicas que son muy buenas y llegaron lejos como Barby Aráoz, la China Lara o Gio Frattoni, pero hay que trabajar para que ellas no sean excepciones y tengamos más y mejor femenino’’, concluyó.

Podio Contra

Datos

Janet nació en San Martín de los Andes y actualmente se desarrolla como coach de básquet en Cipolletti, a través de la Escuela Municipal.
La neuquina estuvo
en Estados Unidos capacitándose como entrenadora junto a otras chicas argentinas que viajaron durante
el mes de julio.
‘‘Tenemos chicas de la zona que nos representan muy bien. Hay que trabajar para que ellas no sean excepciones’’.
Martínez se refirió a la necesidad de profundizar
la igualdad en el femenino.
‘‘En Estados Unidos le daban más recursos al fútbol masculino, pero las que obtienen mejores resultados son las mujeres’’.
La DT contó situaciones paradójicas que se dieron en Norteamérica.

Comentarios


“Siempre cuesta un poco más”