Siempre hay una primera vez

<b>España finalmente disputará la final de un Mundial. Venció a Alemania y definirá el título con Holanda.</b>



1
#

&amp;lt;b&amp;gt;España demostró que es uno de los dos mejores equipos del Mundial.&amp;lt;/b&amp;gt;(Foto: AP )

2
#

&amp;lt;b&amp;gt;Alemania venía de goleada en goleada pero el juego de España fue superior y se llevó la merecida clasificación para la primera final de su historia gracias al gol de Puyol (5), un emblema de La Furia.&amp;lt;/b&amp;gt;(Foto: AP )

Los objetivos de España en Sudáfrica se van cumpliendo tal cual lo planificaron durante años. Con una presencia difícil de superar, derrotó a la poderosa Alemania y por primera vez en su historia jugará la final de un Mundial.

Ahora irá por toda la gloria, el domingo frente a Holanda, en un duelo que entregará un nuevo campeón del Mundo.

El 1-0 terminó siendo corto para lo que fue el dominio de los españoles a lo largo de todo el partido. Tuvo 13 remates al arco contra sólo cinco de los germanos.

De movida Alemania decidió apostar al repliegue como base para tratar lastimar de contra, frente a una España que asumió el protagonismo del partido, fue profunda y abierta a la vez en sus ataques, pero le faltó un mínimo de justeza para acercarse al sueño de la primera final de la su historia.

El “Bigotón” Del Bosque optó por dejar en el banco al “Niño” Torres y mandó a la cancha al siempre efectivo Pedro.

Y el jugador del Barcelona mostró una gran dinámica y precisión para inquietar a la defensa teutona.

Apenas pasados los cinco, el delantero metió una pelota en cortada para el “Guaje” Villa, que apareció por detrás de Arne Friedrich pero se encontró con la rápida salida de Manuel Neuer.

España siguió dominando con una gran circulación de pelota, muy barcelonesca.

Sobre los 13 se lo perdió Carles Puyol que de cabeza envió por arriba un fuerte centro que le envió su compañero del Barça Andrés Iniesta.

Alemania recién reaccionó sobre los 30 con un fuerte remate de Trochowski bien contenido por Iker Casillas.

En el ST se profundizaron las formas de encarar el partido.

Cada vez que España tuvo la pelota, mostró toda la belleza de su juego, frente a una Alemania agazapada, que a pesar de ser dominada en el juego, se mantuvo en partido.

En los 15 iniciales, La Furia, a puro toqueteo, tuvo cuatro situaciones muy claras para convertir. Probó con remates de afuera del área, centros atrás, pero falló.

En la vuelta, Alemania casi le hace pagar la falta de efectividad, pero Casillas, que ayer batió un récord de imbatibilidad (ver aparte) le tapó el gol a Kroos.

Y como una paradoja caprichosa del fútbol, luego de insistir con tanta exquisitez en el juego, España abrió el partido con un cabezazo a la salida de un tiro de esquina.

Promediando el complemento, Puyol se elevó más que las torres alemanas y conectó derecho a la red.

Con firmeza en defensa, los de Del Bosque nunca pusieron en riesgo la victoria (si desperdiciaron chances de ampliar la ventaja) y consiguieron el histórico pase a la final del Mundial sudafricano.


Comentarios


Siempre hay una primera vez