Sierra Grande homenajeó a los mineros muertos

Aplausos y lágrimas de muchos hombres que trabajaron en Río Turbio



SIERRA GRANDE (Especial).- Tan profundo como el oscuro socavón de las minas patagónicas es el dolor que embarga a muchos hombres que trabajaron en la mina de hierro de Sierra Grande, por la tragedia de Río Turbio que le costó la vida a esos mineros.

Los trabajadores serranos se sumaron al duelo nacional por esta tragedia y el tema no pudo quedar ausente en la última reunión que realizaron para reclamar por una jubilación especial para ellos.

Anteanoche, en ese encuentro, los ex mineros acordaron enviar un fax a los familiares de las víctimas con las condolencias.

También hicieron un minuto de silencio por los mineros fallecidos, que cerró con un encendido aplauso entre mas de un centenar de hombres que muy bien conocen la sacrificada labor.

En esta localidad hay varios hombres que trabajaron en algún momento en las minas de Río Turbio, antes de trabajar en Hipasam. Por ello han quedado sentimientos aún latentes que unen a ambas localidad de pura identidad minera. Muchos mineros de Sierra Grande se enteraron de la tragedia cuando el presidente Néstor Kirchner manifestó su dolor por lo que estaba pasando en su provincia natal en el acto de San Antonio Oeste.

“En ese momento me corrió un calor por el cuerpo y no pude dejar de pensar en eso, me causó mucha tristeza”, comentó acongojado Angel Aguilera, un ex minero que durante 15 años cumplió tareas en la mina 3 de Río Turbio.

Angel es un trabajador de 53 años, que durante 15 trabajó como electricista bajo mina en la provincia de Santa Cruz y en el 83 se trasladó a Sierra Grande para desempeñarse en Hipasam.

“Es una mina totalmente distinta, el cerro de acá es firme, allá está sostenido por arcos y se ponen maderas, es insalubre y muy riesgoso”, sostuvo.

Relató que en su época trabajaban unos 3.000 obreros y que en aquel entonces el hoy Presidente de la Nación era asesor legal del gremio que los representaba.

Angel no soportó llevar la charla con el cronista de este medio hasta llegar a las lágrimas. “Recibí l noticia con un dolor terrible, no puedo mirar la televisión, no puedo creer lo que está pasando”, expresó.

Fueron muchos años y mucha gente que él conoce que hoy padece esta tragedia. Le provoca dolor escuchar que los que algunos de los mineros que fallecieron son hijos de quienes alguna vez trabajaron con él en la mina.

Otro ex minero, Isabelino “Tolín” Sayueque, reflexionó en que lamentablemente cuando se produce un accidente en la mina “casi siempre es fatal”. Mientras estuvo en plena producción en la mina Sierra Grande también murieron trágicamente al menos 25 mineros, que volvieron a ser recordadas por los últimos hechos.

  Nota asociada: TRAGEDIA EN LA MINA: En Río Turbio sólo hubo lugar para el dolor  

Nota asociada: TRAGEDIA EN LA MINA: En Río Turbio sólo hubo lugar para el dolor  


Comentarios


Sierra Grande homenajeó a los mineros muertos