Sierra Grande: la muerte del camionero no sería por apremios

SIERRA GRANDE (ASG).- Aún no hay resultados oficiales de la autopsia realizada al cuerpo del camionero oriundo de Chile, que murió el sábado a la madrugada en el interior de un calabozo de la comisaría 13 de Sierra Grande.

Aunque sí trascendieron resultados preliminares que indicarían que las causas del deceso del hombre no habrían sido apremios como al principio se sospechaba, los motivos por los que el camionero Temo León Barrios Martínez falleció, estarían ligados a algunas patologías crónicas que presentaba: alcoholismo y diabetes.

Varias fuentes relacionadas a la investigación, coincidieron en que el hombre no tendría signos de violencia, según la autopsia que se hizo en Viedma, sólo tendría leves golpes característicos de posibles forcejeos, lo que descartaría la posibilidad que el hombre haya muerto producto de apremios ilegales, como se sospechó.

El viernes los vecinos de una de las colectoras de la Ruta Nacional 3 alertaron a la comisaría que un camionero permanecía en su rodado estacionado, en estado de ebriedad. Ese día efectivos de la Unidad 13 determinaron retirarle las llaves del camión para evitar accidentes y mas tarde lo trasladaron a la comisaría "para resguardo de la integridad física".

Antes de llevarlo a la sede policial el camionero oriundo del sur de Chile, de 53 años, fue trasladado al policlínico "Osvaldo Pablo Bianchi", donde fue revisado en la guardia. Allí se le realizaron los controles de rigor que se hacen cuando la policía lleva a una persona, se evalúa la presencia de lesiones agudas y la constatación de consumo de alcohol.

Se certificó que el paciente estaba en estado de ebriedad y que no presentaba lesiones, pero por sus antecedentes de diabetes y presión alta, el control fue más complejo, según detalló a este medio la directora del hospital Karina Coronel.

"Se constataron los signos vitales, porque tenía antecedentes de patologías crónicas, para evidenciar que no esté en estado de descompensación por el consumo de alcohol", señaló la médica y agregó que tenía diabetes y presión alta, y cuando se realizaron los exámenes no estaba ni con picos de presión y con la glucemia normal.

Barrios Martínez estaba dentro de los parámetros normales y en un estado hemodinámico compensado al punto tal que se retiró del hospital por sus propios medios, siempre según los dichos de la doctora Coronel.

Ante la consulta sobre si el paciente pudo haber sufrido un coma diabético en el interior del calabozo, la médica señaló que con los valores que tenía en el momento que se lo controló -dos horas antes del deceso- "no se pudo presentar un coma diabético, pudo ser una complicación por la ebriedad". Descartó un coma diabético porque tendría que tener alteración en signos vitales cuando fue atendido en el hospital.

De todas formas -aclaró- no todos los diabéticos se internan, eso pasa cuando tienen alteraciones en los signos vitales, alteraciones neurológicas y dolor abdominal.


Comentarios


Sierra Grande: la muerte del camionero no sería por apremios