Sierra Grande vuelve a tener la mina de hierro más grande de Sudamérica

El gobernador Saiz y los propietarios de A Grade Trading reactivaron el complejo.





SIERRA GRANDE.- Cientos de banderas argentinas y chinas le dieron la bienvenida a la empresa A Grade Trading la empresa que desde ahora reactivará la mina de hierro, a partir de ahora Compañía Minera Sierra grande SA. El pueblo vuelve a creer tras más de una década de frustraciones y fracasos.

De esta manera se puso en marcha el proceso de reactivación del complejo minero que perteneció a la disuelta empresa Hierro Patagónico de Sierra Grande Sociedad Anónima Minera (Hipasam) inactivo desde 1992 y ahora transferido al grupo inversor asiático por 6,4 millones de dólares estadounidenses.

El complejo ferrífero, la mina de hierro más grande de Sudamérica y las reservas de mineral, que hasta ayer estaban en manos de la provincia a través de la empresa Hiparsa, volverán a ser útiles. La firma de capitales chinos promete volver a hacer rodar la máquina productiva de una ciudad que en los últimos años se hundió en la pobreza.

Ahora es un «volver a empezar» dijeron ayer las autoridades a los habitantes de Sierra Grande que ya respiran aires de reactivación. «No vengo a prometer ninguna revolución, vengo a compartí la alegría de un pueblo que vuelve a apostar al desarrollo» dijo el gobernador Miguel Saiz, recordando así la «revolución productiva» que el ex presidente Menem había prometido en esta ciudad antes de decretar el cierre de la mina.

Por ahora, apenas un puñado de personas trabajan en la nueva empresa, pero la promesa es que en una primera etapa dará empleo a unas 500 personas.

La de ayer fue la primera jornada en donde los habitantes de este pueblo mantuvieron contacto con una importante delegación de chinos que arribaron para participar del evento.

A las cinco de la tarde el gobernador de la provincia, Miguel Saiz, el intendente de Sierra Grande Nelson Iribarren, el Presidente de Leng Cheng Mining, Zai Wu, su hija Leng Wu y el apoderado de A Grade Trading Jaime Brown, terminaron la paralización de la mina con un corte de cintas simbólico, justo en la entrada al socavón y bajo la imagen intacta de Santa Bárbara, la patrona de los mineros.

En ese lugar el presidente de Leng Cheng Mining, la empresa matriz de A Grade Trading, dijo a la prensa que llegan a la Sierra Grande por la necesidad de concentrado de hierro que tienen en su país. También esta empresa analizará la propuesta de ser adjudicatarios de la Zona Franca Rionegrina. «Van a tratar de poner la planta de pelletización allí, es una de las posibilidades», expresó Jaime Brown el apoderado de A Grade Trading Argentina a este medio.

Minutos después, el primer mandatario provincial encabezó la entrega de los cheques a los ahora ex trabajadores de Hiparsa, que finalmente fueron indemnizados tras varias idas y venidas burocráticas.

Posteriormente, en el municipio local se firmaron las actas de acuerdo de la transferencia de los activos del complejo minero de Hiparsa a la Compañía Minera Sierra Grande

S.A., documento suscripto por el gobernador Miguel Saiz y Jaime Brown por A Grade Trading Argentina.

Llamativamente, a este acto no asistieron autoridades nacionales, a excepción del diputado nacional Carlos Larreguy . El Presidente Néstor Kirchner hizo llegar una carta donde felicita al gobierno provincial y a la empresa por este logro.

En el centro de la ciudad el clima era de fiesta desde temprano. A pesar de la larga espera, unas 3000 personas se quedaban para escuchar las palabras de los funcionarios que participaban. Después del intercambio de presentes, se escuchó una ovación cuando el presiente de Leng Cheng Mining, Zai Wu, traductor de por medio, saludó a los presentes, y dijo «yo considero que esta ceremonia es corta, pero la amistad será eterna, no escatimaré esfuerzo alguno por expresar la amistad entre los pueblos Chino y Argentino».

A esa altura de la noche cientos de banderas argentinas y chinas flameaban a cada frase que conmovía al público.

Más tarde, el gobernador agradeció al pueblo de Sierra Grande por que «día a día nos fue recordando que había una herida abierta en el corazón de la Patagonia, esta herida hoy comienza a cicatrizarse», expresó.

Otro que brindó un emotivo discurso fue el intendente Nelson Iribarren, quien esperó este día con ansia, lo que incluso lo llevó a enfrentarse con integrantes del gobierno provincial meses atrás cuando les pidió mas pasión al las negociaciones por Hiparsa.

«Como testigo y joven afectado por el tiempo del caos, brotó en mi el sentimiento invulnerable para luchar por el lugar en donde vivo», acotó. Lo cierto es que llegó la hora y el día esperado, en el pueblo muchos esperan que las cosas de ahora en mas cambien y que el futuro comience a forjarse de la mano de la minería una vez mas, sin dudas «es un volver a empezar».

 

Miguel Velásquez

velazquezpatagonia@yahoo.com.ar

Nota asociada: Las lágrimas de un minero Elogiaron el estado de las galerías El plan para poner en marcha el complejo La provincia acompaña con inversión  

Nota asociada: Las lágrimas de un minero Elogiaron el estado de las galerías El plan para poner en marcha el complejo La provincia acompaña con inversión  


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Sierra Grande vuelve a tener la mina de hierro más grande de Sudamérica