Signos de contaminación en el río en Allen

Un brote de gastroenteritis en una escuela motivó los estudios. La contaminación estaría relacionada con el vertido de líquidos cloacales.



ALLEN (AA).- Un estudio del agua del río Negro efectuado a la altura de la costa de esta ciudad arrojó preocupantes resultados debido al hallazgo de presuntos signos de contaminación. La muestra fue tomada a mediados de abril en proximidades de la bomba de extracción de agua -que distribuye el líquido potabilizado a toda la población local- y el análisis arrojó como resultado la presencia de diversas bacterias.

ALLEN (AA).- Un estudio del agua del río Negro efectuado a la altura de la costa de esta ciudad arrojó preocupantes resultados debido al hallazgo de presuntos signos de contaminación. La muestra fue tomada a mediados de abril en proximidades de la bomba de extracción de agua -que distribuye el líquido potabilizado a toda la población local- y el análisis arrojó como resultado la presencia de diversas bacterias.

Las autoridades de la Escuela primaria Nº 342 del barrio Costa Oeste, motorizaron el pedido para analizar el agua potable de la institución debido a un brote de gastroenteritis que se registró en las primeras semanas de abril en alumnos del colegio y también en vecinos del barrio.

Las autoridades de la Escuela primaria Nº 342 del barrio Costa Oeste, motorizaron el pedido para analizar el agua potable de la institución debido a un brote de gastroenteritis que se registró en las primeras semanas de abril en alumnos del colegio y también en vecinos del barrio.

La preocupación fue canalizada a través del gremio rural UATRE, debido a que muchos de los estudiantes son hijos de trabajadores de chacras, y un bioquímico se encargó de llevar adelante el estudio junto con profesionales del asentamiento Regina de la Universidad Nacional del Comahue, según se indicó desde la escuela.

La preocupación fue canalizada a través del gremio rural UATRE, debido a que muchos de los estudiantes son hijos de trabajadores de chacras, y un bioquímico se encargó de llevar adelante el estudio junto con profesionales del asentamiento Regina de la Universidad Nacional del Comahue, según se indicó desde la escuela.

Los resultados del informe final fueron enviados al gremio y desde allí, recién en los últimos días, se remitió una copia al establecimiento.

Los resultados del informe final fueron enviados al gremio y desde allí, recién en los últimos días, se remitió una copia al establecimiento.

Si bien las muestras de agua tomadas de las canillas de los baños y de la cocina de la escuela fueron calificadas como aptas para el consumo, se determinó que el líquido recogido en la costa del río Negro presentó evidentes signos de contaminación que estarían relacionados con el vertido de líquidos cloacales.

Si bien las muestras de agua tomadas de las canillas de los baños y de la cocina de la escuela fueron calificadas como aptas para el consumo, se determinó que el líquido recogido en la costa del río Negro presentó evidentes signos de contaminación que estarían relacionados con el vertido de líquidos cloacales.

“Estamos muy preocupados porque esto recién se conoce ahora y el río está trayendo mucha más agua, ya no deben haber quedado rastros de nada, pero en ese momento que traía un bajo caudal estaba contaminado. ¿Quién dice que esto no vuelva a repetirse el año que viene?”, sostuvo la directora de la escuela de la costa, Damaris Chirico, con el informe fina entre sus manos. Además, advirtió la docente, “lo más grave es que esto demuestra que no se están tomando los recaudos para que el río no se contamine”.

“Estamos muy preocupados porque esto recién se conoce ahora y el río está trayendo mucha más agua, ya no deben haber quedado rastros de nada, pero en ese momento que traía un bajo caudal estaba contaminado. ¿Quién dice que esto no vuelva a repetirse el año que viene?”, sostuvo la directora de la escuela de la costa, Damaris Chirico, con el informe fina entre sus manos. Además, advirtió la docente, “lo más grave es que esto demuestra que no se están tomando los recaudos para que el río no se contamine”.

Ante la consulta de este medio, desde la delegación local de la empresa Aguas Rionegrinas (ARSA), el ingeniero Laureano Tapia, aclaró que el agua que se extrae para la distribución del líquido “proviene de filtraciones y luego es clorada antes de ser inyectada en la red”. Por su parte, Chirico mencionó que durante un par de semanas se registraron varios casos de diarrea en chicos, y también adultos, que fueron tratados en el centro de salud del barrio.

Ante la consulta de este medio, desde la delegación local de la empresa Aguas Rionegrinas (ARSA), el ingeniero Laureano Tapia, aclaró que el agua que se extrae para la distribución del líquido “proviene de filtraciones y luego es clorada antes de ser inyectada en la red”. Por su parte, Chirico mencionó que durante un par de semanas se registraron varios casos de diarrea en chicos, y también adultos, que fueron tratados en el centro de salud del barrio.

El informe del “análisis microbiológico de potabilidad de aguas” precisó que las muestras tomadas el 14 de abril de canillas de la Escuela 342, no presentaban bacterias.

El informe del “análisis microbiológico de potabilidad de aguas” precisó que las muestras tomadas el 14 de abril de canillas de la Escuela 342, no presentaban bacterias.

Sin embargo, el estudio del líquido extraído del río a un metro de la costa, frente a la bomba de extracción de Allen -también el 14 de abril-, presentó signos de contaminación. Según el informe elaborado por el bioquímico, se observó un “elevado recuento de aerobios totales que es un indicador del estado sanitario general de la muestra. Elevado número de coliformes, que es un indicador indirecto pero cuantitativo de contaminación con materia fecal; presencia de escherichia coli que es un indicador más específico de contaminación con materia fecal” y también “presencia de salmonella, que es indicador de presencia de bacterias patógenas”, se detalló en el estudio.

Sin embargo, el estudio del líquido extraído del río a un metro de la costa, frente a la bomba de extracción de Allen -también el 14 de abril-, presentó signos de contaminación. Según el informe elaborado por el bioquímico, se observó un “elevado recuento de aerobios totales que es un indicador del estado sanitario general de la muestra. Elevado número de coliformes, que es un indicador indirecto pero cuantitativo de contaminación con materia fecal; presencia de escherichia coli que es un indicador más específico de contaminación con materia fecal” y también “presencia de salmonella, que es indicador de presencia de bacterias patógenas”, se detalló en el estudio.


Comentarios


Signos de contaminación en el río en Allen