Sigue creciendo la demanda de energía en Neuquén

El consumo en la provincia de Río Negro parece estancado.



CIPOLLETTI (AC) – La demanda de electricidad, que siguió creciendo en todo el país, se estancó durante el mes pasado en la provincia de Río Negro. En cambio, la tendencia se mantuvo intacta en Neuquén, donde se consumió un 12,2% más de energía en comparación con septiembre de 2002.

Los indicadores de demanda de electricidad son un reflejo elocuente de la actividad económica.

Río Negro se había colocado en agosto en los primeros lugares de la recuperación del consumo de luz, con un 16%, y Neuquén había llegado al 14,6%.

Ese mes la media nacional del aumento de demanda había sido del 12%. En septiembre ese índice bajó al 7,8%.

Durante el mes pasado, en realidad, la provincia de Río Negro tuvo una leve disminución del consumo, pero fue demasiado pequeña (un 2%) como para marcar una tendencia.

Más que los consumos residenciales, en el aumento de la demanda inciden las necesidades del sector industrial y de los grandes comerciantes de cada región.

En el Alto Valle rionegrino, por ejemplo, la mayor demanda del año se produce en la época de procesamiento de la fruta, entre el verano y el otoño.

San Juan sigue siendo, como el mes pasado, la provincia con mayor crecimiento de la demanda. En este caso el consumo es inclusive cada vez más alto.

La Rioja también mantiene la tendencia de aumento, aunque en menor medida.

Ambas provincias son pequeñas y tienen un desarrollo industrial promovido.

En la media nacional repercute la caída del 76% en la exportación de electricidad a Brasil.

En Río Negro existe una gran empresa distribuidora de electricidad, Edersa, que entrega el 75% de la luz que se demanda en la provincia. El resto es atendido por cooperativas: CEB en Bariloche y Cearc en Río Colorado.

En cambio Neuquén, si bien tiene una empresa provincial del Estado, el EPEN, en las ciudades más pobladas la electricidad la distribuyen cooperativas. Eso ocurre en Neuquén, Cutral Co, Zapala y Plottier.

 

 

El crecimiento de la demanda se cubrió en lo que va del año con un 6,4% más de generación. Así como cayó la exportación, algo parecido ocurrió con la importación, que se redujo en un 43% entre enero y septiembre.

El tipo de generación que más aumentó durante 2003 fue la nuclear (un 30% más respecto de los mismos meses de 2002). Le siguió la hidráulica, con el 12,1%, y la térmica, con apenas un 0,8%.

Como ya se sabe, la hidrogeneración en el Comahue creció durante el invierno pasado en magnitudes extraordinarias que recién disminuyeron a finales de septiembre por la necesidad de embalsar agua para el verano.

Por ello, las centrales ubicadas sobre los ríos Limay, Neuquén y Colorado (donde hay un solo hidrogenerador) produjeron en los primeros nueve meses del año un 26,3% más de luz.


Comentarios


Sigue creciendo la demanda de energía en Neuquén