Sigue firme el corte en Centenario-Cinco Saltos

Los piqueteros piensan endurecer las medidas. Dicen que "nadie nos ayuda, como si no existiéramos".



CENTENARIO (ACE).- Los desocupados del barrio Trahun Hue continuaban ayer resueltos a permanecer en el puente que une esta ciudad con Cinco Saltos con reclamos de asistencia social y de “empleos genuinos”. Al cierre de esta edición analizaban las alternativas a seguir a partir de hoy, aunque adelantaron que “no se habla de levantar (el corte), sino de ver qué hacemos para que nos escuchen”.

Ayer el desgano era palpable entre los integrantes del asentamiento que permanecían en el puente. Desde que interrumpieron el tránsito entre Cinco Saltos y Centenario el jueves pasado no se acercaron al lugar ni siquiera voceros de las autoridades provinciales. “Es como si no existiéramos”, se lamentó una de las piqueteras.

Los manifestantes analizaron que los funcionarios “juegan con el desgaste”, aunque aclararon que no les ganarán por cansancio. Es por ello que se organizaron “por turnos”. Ayer el “recambio” estaba pautado para las 19 y después de esa hora iban a realizar una asamblea para analizar el rumbo de la propuesta.

“Hay mujeres que han tirado la propuesta de encadenarse, otros hablan de huelga de hambre. No sé, todo se va a analizar en la asamblea”, dijo uno de los coordinadores barriales.

Adelantó que entre las propuestas se analiza el viaje hoy de una comisión hacia la capital neuquina. “En el ministerio -de Desarrollo Social- estuvimos el miércoles desde la mañana hasta la tarde, allí dejamos el petitorio sin que nos dieran respuestas”, recordó otra de las piqueteras.

Los reclamos no son sencillos: piden fuentes “genuinas” de trabajo, ya que la mayoría de ellos están hace más de un año en planes Trabajar o planes provinciales de empleo, los que se pagan con un aporte de 160 pesos al término del mes. Exigen que “mientras se produce la generación de empleo” el gobierno provincial eleve los aportes a unos 300 pesos por las tareas en trabajos comunitarios, ayuda para las familias con chicos en edad escolar y que se le entregue subsidios a las casi 80 personas mayores que no reciben pensión provincial ni ayuda nacional para la tercera edad.

“Pedimos que les den cajas de alimento apropiadas para las familias numerosas y también los materiales para continuar con los proyectos, porque muchos están atrasados”, dijo otro de los jóvenes que trabaja en los “mejoramiento habitacionales” en contraprestación por los 160 pesos del aporte provincial.

Entre los piqueteros hay muchas mujeres, niños y jóvenes. Son familias enteras que integran el ex asentamiento de los “sin tierra ni techo”, que devinieron el año pasado en el barrio Trahun Hue. Tres años tardaron en lograr el reconocimiento municipal, y para ello apelaron a organizarse con un delegado por “manzanas” en el sector poblacional ubicado al extremo noroeste de Centenario.

Pese a que no estuvieron respaldados por la comuna hasta que llegaron los tiempos de las últimas elecciones, los vecinos del Trahun Hue levantaron el centro comunitario en el corazón del barrio, que fue construído con el mismo material de cantonera con que forjaron las casillas en los primeros años de la toma.

Hasta el año pasado en el lugar -ideado inicialmente para las asambleas- funciona el comedor comunitario, un ropero y hasta un espacio de asistencia escolar, que era brindado por estudiantes del Instituto de Formación Docente.


Comentarios


Sigue firme el corte en Centenario-Cinco Saltos