Sigue grave el joven herido antes de recital de Viejas Locas

Presenta dos fracturas de cráneo, múltiples contusiones hemorrágicas encefálicas y edemas cerebrales, precisaron fuentes médicas. Los incidentes que se registraron el sábado dejaron decenas de heridos y detenidos.

Un adolescente de 17 años seguía esta tarde internado en grave estado tras los incidentes ocurridos el sábado pasado antes del recital de Viejas Locas en el estadio de Vélez Sarsfield, donde hubo 30 heridos y 44 detenidos, informaron los médicos que lo atienden y sus familiares.

El estado del joven Rubén Carballo "es muy grave, sigue estable y el pronóstico es reservado", informó Mirta Sáenz, directora del Centro Gallego, la clínica del barrio porteño de San Cristóbal donde se encuentra hospitalizado, al difundir esta mañana el parte médico.

También precisó que el adolescente "presenta dos fracturas de cráneo, múltiples contusiones hemorrágicas encefálicas y edemas cerebrales", por lo cual los neurocirujanos prescribieron "un tratamiento médico para estabilizarlo", e indicó que se le está proporcionando asistencia respiratoria mecánica.

Carballo fue el sábado a la noche al club Vélez Sarsfield, en el barrio de Liniers, donde minutos antes del inicio del recital del grupo de rock Viejas Locas se registraron serios incidentes que dejaron decenas de heridos y detenidos.

Ante versiones de que el joven habría caído desde una altura de varios metros al terreno lindero al estadio, la titular del Centro Gallego señaló que "eso lo tienen que determinar los médicos forenses". La madre de Rubén, Alicia Ortiz, relató a la prensa que vio a su hijo "todo golpeado, con esa tinta azul que les tiran", en referencia a la utilizada por la policía para dispersar y luego identificar a los manifestantes.

"Cuando encontramos el pantalón, descubrimos que tenía la entrada del recital", añadió la mujer. Su tía, Claudia Ortiz, explicó que Rubén fue al recital con un grupo de amigos y que al comenzar "las dos represiones de la policía lo perdieron de vista. A la una y cuarto ya no se sabía más nada de él. No se sabe dónde estuvo todo ese tiempo", agregó.

"Mi sobrino fue encontrado lejos de donde estaba antes que ocurriera todo, con la entrada y el celular en el bolsillo del pantalón. Había un mensaje de Rubén en su celular enviado a las 12:30, diciéndole a los chicos con los que estaba que se encontraba bien y que lo llamaran", dijo Ortiz.

"A nosotros, la familia, no nos cierran algunas cosas pero dejamos todo en manos de la justicia y sobre todo en manos de Dios", dijo la tía, al explicar que en el celular de Rubén aparecieron discados otros números que creen "no pudo haber marcado Rubén con una fractura expuesta de cráneo, y después vuelto a guardar el celular en el bolsillo".

Ayer, a las dos de la tarde, un grupo de chicos que jugaba a la pelota encontró al joven Carballo, inconsciente y tirado en un predio deportivo aledaño al club, tras lo cual fue trasladado a un hospital y más tarde derivado al Centro Gallego, donde continúa internado en grave estado.

Télam


Comentarios


Sigue grave el joven herido antes de recital de Viejas Locas