Sigue investigando a israelíes




MADRID (AFP).- Contra la opinión de la fiscalía, el juez español Fernando Andreu decidió ayer seguir investigando denuncias sobre "crimen contra la humanidad" de presuntos responsables israelíes en un bombardeo en Gaza en 2002, invocando una falta de actuación de Israel.

El juez Andreu decidió no seguir la instrucciones de la fiscalía y consideró por el contrario que la justicia israelí no investigó los hechos y que, dado el caso, la justicia española seguiría siendo competente, según un auto.

La fiscalía de la Audiencia Nacional, máxima instancia penal española, pidió el 2 de abril pasado el archivo provisorio del caso, cuya apertura a finales de enero había provocado la ira de Israel y una situación incómoda para el gobierno español que quiere desempeñar un papel diplomático activo en favor de la paz en Oriente Medio.

La investigación española se basa en una querella presentada por el Centro Palestino para los Derechos Humanos que denuncia un ataque aéreo israelí que mató a un dirigente de Hamas, Salah Chehadeh, y a 14 civiles palestinos, "en su mayoría niños y bebés", el 22 de julio de 2002.

Otros 150 palestinos resultaron heridos durante el ataque, por la explosión de una bomba de una tonelada lanzada desde un F-16 israelí en Gaza, sobre una vivienda del barrio Al Daraj. La causa apunta al ex ministro israelí de Defensa, Benjamin Ben-Eliezer, y otros seis altos responsables militares israelíes.


Comentarios


Sigue investigando a israelíes