Sigue la angustia por Nicolás Garnil





BUENOS AIRES (Télam).- El estudiante secundario Nicolás Garnil cumplía ayer el décimo día de cautiverio desde que fue secuestrado en el partido bonaerense de San Isidro por una banda que pidió 300 mil pesos de rescate, mientras continúan los pedidos para que sea liberado.

Los investigadores que actúan de oficio en el secuestro del chico de 17 años mantuvieron ayer el hermetismo en torno del caso para preservar su integridad.

Vecinos, amigos de la familia y compañeros de estudios de Nicolás continuaron ayer con sus muestras de apoyo y con el unánime reclamo a los secuestradores para que liberen al adolescente. En la puerta de la casa de los Garnil del barrio sanisidrense de La Horqueta, se repitieron las cadenas de oración y la entrega de cartas a la familia. En tanto, como todos los días a las 19, en la iglesia de La Merced se celebró una misa donde se pidió piedad a los secuestradores para que liberen al chico.

Fuentes vinculadas a la investigación dijeron que hasta anoche no se había concretado el pago del rescate, por lo que Nicolás continuaba cautivo. También se informó que la familia del chico no está en condiciones de pagar los 300 mil pesos que exigen como rescate.

Los delincuentes entregaron el viernes último a la familia Garnil una prueba de vida que, según contaron dos fuentes de la investigación, consistió en un dato muy personal, que sólo Nicolás puede conocer. Esa prueba de vida es fundamental además para identificar a los verdaderos secuestradores, ya que desde que comenzó el hecho, los investigadores están preocupados en evitar lo que en jerga de la delincuencia se conoce como «mejicaneada», es decir, que otros se hagan pasar por los captores y cobren el rescate.

Nicolás Garnil fue atrapado por los delincuentes cuando se dirigía a misa con su madre, la tarde del domingo 25 de julio pasado, hace 10 días. Los secuestradores les cortaron el paso con dos autos y, tras amenazarlos con armas largas, se llevaron al joven cautivo.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Sigue la angustia por Nicolás Garnil