Sigue la tensión en el barrio Lavalle

Reforzaron la vigilancia en el barrio de Viedma después de los violentos cruces del viernes.



#

La Policía teme que existan represalias contra el presunto autor del disparo que hirió a un joven.

VIEDMA (AV)- La tensión continúa en el barrio Lavalle de Viedma, luego de la batalla campal protagonizada por una treintena de efectivos policiales que el viernes a la madrugada se enfrentaron con varias decenas de jóvenes del lugar.

Cabe recordar que durante la refriega resultaron heridos tres muchachos, dos de ellos con postas de goma y uno con una bala de plomo que le dio en el pecho.

Ahora la policía mantiene la vigilancia en la zona ya que existen temores sobre el posible ajuste de cuentas de allegados al herido, que podrían tomar represalias contra quien se supone fue el autor del disparo.

Las sospechas conducirían a un vecino del barrio en cuyo domicilio habrían dado piedrazos arrojados por los jóvenes que atacaban a los efectivos policiales.

El hombre sería también un integrante de la policía que se encontraba fuera de servicio.

En tantoe, el muchacho herido se recupera en el hospital "Artémides Zatti", aparentemente, sin que su vida corra peligro.

La impresionante batahola se produjo el viernes a la madrugada luego de que horas antes se denunciara el robo de tres motocicletas.

La policía intentó establecer una consigna en un domicilio de la calle 10 del barrio Lavalle, pero jóvenes habitantes del sector iniciaron agresiones contra el patrullero y los uniformados, que debieron replegarse.

El Juzgado interviniente ordenó doblegar esfuerzos, por lo cual se sumaron varios efectivos de las distintas unidades y hasta integrantes del Bora que actuó para dispersar a los atacantes que con palos, piedras y hasta bombas molotov asediaban a los policías.

Durante más de cinco horas se produjeron los incidentes en las distintas arterias del Lavalle. La Brigada utilizó gases lacrimógenos y postas de goma con los que intentó controlar la agresión.

Vecinos del lugar, que nada tenían que ver con estos hechos, manifestaron luego sus quejas por haber resultado víctimas del efecto de los gases.

Desde la Policía se justificó el accionar de los uniformados, pero algunos habitantes del barrio lo consideraron desproporcionado.

Desde una vivienda que habría sido alcanzada por las piedras, un hombre habría disparado un arma de fuego hiriendo en el pecho a uno de los jóvenes que participaba de la trifulca. Por eso ahora se teme que existan represalias contra el presunto autor del disparo que también sería integrante de la policía.

Un muchacho de 19 años permanece detenido por atentado y resistencia a la autoridad. En tanto, de las motos que habían sido robadas todavía no hay pistas firmes.


Comentarios


Sigue la tensión en el barrio Lavalle