Sigue la tensión en Neuquén

El clima social y político de la provincia continúa tenso por la muerte del docente Carlos Fuentealba. Se repiten los escraches y los cortes de los puentes carreteros, en tanto la oposición confirmó que pedirá el juicio político del gobernador Jorge Sobisch. Pese al silencio gubernamental, podría haber cambios importantes en la estructura ministerial y el relevo de las principales autoridades de la Policía provincial.





Buenos Aires (DyN) – La tensión social y política en la provincia de Neuquén por la muerte del docente Carlos Fuentealba continuaba en alza hoy con rutas y puentes cortados, en tanto legisladores de la oposición confirmaron que pedirán el juicio político del gobernador Jorge Sobisch, quien sin embargo goza de mayoría en la Legislatura.

Mientras tanto, el ministro del Interior, Aníbal Fernández, volvió a descartar la intervención federal a la Provincia, pero el Gobierno nacional seguía hoy con atención la evolución de los acontecimientos que disparó la represión policial del miércoles.

Por la muerte de Fuentealba hay un solo detenido, el agente de la policía de Zapala José Darío Poblete, de 34 años, sobre quien ya pensan una condena por «apremios ilegales» y otra por «vejaciones». Poblete se negó ayer a declarar ante el juez Cristian Piana y por el momento no se registraron novedades en torno a la investigación.

El cuerpo de Fuentealba estaba en el cementerio a la espera de una autorización judicial que permita su taslado a Junín de los Andes, de donde era oriundo el malogrado docente.

El episodio provocó una verdadera conmoción nacional y en ese contexto, la CTA convocó a un paro general el próximo lunes, al que adhirió la CGT con una hora de cese de actividades, entre las 12 y las 13. En esta Capital el cese de actividades se sentirá más en el sector estatal y docente, aunque también en el transporte, ya que los trabajadores de subterráneos anunciaron que realizarán un paro de dos horas y la UTA dijo que los colectivos tampoco prestarán servicios entre las 12 y las 13. Además, habrá una marcha de repudio a la Casa de la Provincia de Neuquén.

En esa provincia, en tanto, los bloques legislativos de la oposición se unieron y anunciaron hoy que presentarán en las próximas horas un pedido de juicio político contra Sobisch. El anuncio fue realizado esta mañana, al mismo tiempo que en la capital provincial se repetían las protestas y se mantenían bloqueados los puentes que comunican con Río Negro.

El planteo formal de la oposición ingresará el lunes a la Legislatura, aunque su tratamiento podría ser bloqueado por los representantes del Movimiento Popular Neuquino, partido que tiene mayoría en el recinto. Por esa razón, los legisladores de la oposición apelaron a los aliados al MPN, que necesita de estos ya que no tiene quórum propio.

El juicio político fue justificado en la responsabilidad de Sobisch sobre el accionar de las fuerzas de seguridad de la Provincia, según afirmaron los legisladores Raúl Radonich, Pablo Tommasini (Frente Grande), Beatriz Kreitman, Carlos Moraña (ARI – PI), Eduardo Mestre (Recrear), Jesús Escobar (Libres del Sur) y Ricardo Rojas (MID).

Por otra parte, el gobierno neuquino mantenía silencio respecto de la decisión de Sobisch ante las renuncias presentadas por todos los miembros del gabinete. De todas maneras, fuentes del oficialismo indicaron que en las próximas horas podrían anunciarse importantes cambios en la estructura ministerial, además del relevo de las principales autoridades de la Policía provincial.

Si bien el gobernador había indicado el jueves que se tomaría todo el fin de semana para decidir qué renuncias aceptaba, los voceros consultados mencionaron que los cambios se presentarían públicamente a la brevedad, con el objetivo de atenuar el malestar social y evitar nuevos conflictos el lunes, fecha en la que se desarrollarán nuevas movilizaciones en el marco del paro de la CTA y la CGT.

Esta mañana, en tanto, hubo un escrache frente a la sede del bar Varoli, ubicado en un paseo de compras de la Capital. El espacio reúne habitualmente a los políticos neuquinos y si bien figura a nombre de otra persona, existen fuertes rumores sobre la pertenencia al propio gobernador Sobisch. Está previsto una manifestación similar frente a la casa del secretario de Seguridad de la provincia, Raúl Pascurelli, en la ciudad de Centenario, ya que ese funcionario fue el que habló de «enfrentamiento» entre docentes y policías en Arroyito, e incluso planteó la posibilidad de que el disparo que mató a Fuentealba hubiera sido «accidental».


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Sigue la tensión en Neuquén