Sigue la toma de la guardería y piden la presencia de Oscos

Las madres de los pequeños que asisten a la UAF dicen que no obtuvieron respuestas de la titular de Acción Social.



NEUQUEN (AN).- La comisión vecinal del barrio San Lorenzo respaldó ayer la ocupación del edificio de la guardería que llevan adelante desde el martes las mamás de los chiquitos que allí asisten, preocupadas por el pésimo estado de la precaria construcción. Los vecinos también reclamaron que la ministra de Acción Social de la cara ante los padres.

“Un nuevo edificio para la guardería tendría que haber sido una prioridad y no se ha hecho nada, consideramos que es muy riesgoso que allí concurran chiquitos, estamos de acuerdo con las mamás”, afirmó Mónica Gaitán, la vicepresidenta de la comisión vecinal de San Lorenzo. La toma del precario edificio se definió luego de que las mamás no obtuvieran respuestas de parte de la ministra de Acción Social María Oscos, a quien le presentaron una nota hace diez días. Allí, además de exponerle un cuadro de situación, le advertían de la toma que se consumó hace 48 horas y de los riesgos a los que están expuestos los pequeños.

“Estábamos esperando respuestas del ministerio y hoy nadie se acercó; los padres quieren que la ministra venga y vea cómo está el edificio. Mañana se va a definir qué pasos vamos a dar para darle una solución a este tema”, afirmó una de las mamás que está en la toma. Los padres no descartan realizar una sentada frente al edificio del ministerio que comanda Oscos.

El edificio, ubicado detrás de la sede de la comisión vecinal, no cuenta con salida de emergencia, tiene el comedor sobre las bocas de las cloacas, presenta una serie de riesgos sanitarios y los calefactores está colocados sobre un tabique de machimbre. Allí, la Unidad de Atención Familiar (UAF) -esa es la denominación de la dependencia- recibe a 87 niños de entre 45 días y cuatro años. Los pequeños, además actividades didácticas, reciben un refuerzo alimentario y están el cuidado de personal de Acción Social.

“Los problemas son muchos y muy serios, creemos que la nueva guardería ya tendría que estar hecha”, se quejó Gaitán.

En la protesta del martes, acompañando a las madres, estuvieron los dirigentes barriales Heriberto Chureo y Sergio Aguirre quienes consideraron que es inconcebible que la guardería siga funcionando en tan precario edificio. Se trata de un par de casas construidas por el Instituto Provincial de la Vivienda y Urbanismo (IPVU) que fueron adaptadas como una sola edificación. Sobre la misma se hicieron ampliaciones y remedos a medida que crecieron las demandas del vecindario.


Comentarios


Sigue la toma de la guardería y piden la presencia de Oscos