Siguen ardiendo campos de la zona de Choele Choel

El trabajo de los bomberos no conoce el descanso. Sin embargo, las llamas siguen quemando kilómetros de campo. El clima y los pastos secos no contribuyen a la tarea de los voluntarios.

a
CHOELE CHOEL (AVM).- El incendio que se afecta a campos ubicados en Choele Choel sigue devorando cientos de hectáreas de vegetación, aunque el fuego estaría semicontrolado por los bomberos que trabajan en el lugar.

Todavía, aún cuando ya llevan más de tres días de trabajo, desde el cuartel de Choele Choel no se puede afirmar que el siniestro haya podido ser controlado.

El incendio comenzó el jueves por la tarde, pero el clima reinante a vuelto permanentemente a avivar las llamas por lo que los bomberos han tenido que seguir combatiendo en distintos sectores contra el avance de las llamas.

El humo originado por la quema de pastizales volvió a verse ayer por la tarde desde Choele Choel, aunque en esta oportunidad no se realizan operativos de prevención sobre la ruta nacional 22, dado que el frente de fuego se encuentra bastante retirado de la carretera.

Aún cuando las condiciones climáticas y de los campos durante este verano eran propicias para que se produjeran incendios de tal magnitud, no se ha podido -ha pesar de las tareas de prevención que se realizaron en algunos campos-, atenuaron los riesgos de propagación de las llamas.

El siniestro volvió a provocar importantes daños en los establecimientos al arrasar con kilómetros de alambrados y postes, y aún no se ha contabilizado la cantidad de animales afectados por el fuego.

Se menciona que todos los campos afectados se dedican a la cría de ganado, por lo que no extrañaría encontrar animales muertos por el fuego.

El incendio dio inicio el jueves pasadas las 14, en el establecimiento denominado la «Media Luna», que se encuentra ubicado a unos cinco kilómetros de Choele Choel.

Recorrió 40 kilómetros

Desde allí el frente de fuego ha recorrido alrededor de 40 kilómetros, arrasando con más de 15 mil hectáreas de pastizales a su paso.

Apenas detectadas las llamas los bomberos concurrieron al lugar, pero por la intensidad del incendio debieron pedir ayuda a Luis Beltrán, posteriormente se sumaron efectivos de los cuarteles de Chimpay y Río Colorado, además de una importante cantidad de productores y peones.

Además se pidió la colaboración de Viarse que envió máquinas viales para hacer picadas.

El fuego pasó por los campos de la familia Blanco y de Segatori, y ayer al cierre de esta edición el frente del incendio había pasado el lote 18 y se ubicaba en el lote 24, y avanzaba con rumbo noreste.

A pesar del esfuerzo de los trabajadores, las tareas para sofocar las llamas se han complicado por distintas circunstancias: el calor, el viento que cambiaba de dirección y los altos pastizales secos, que como dicen los bomberos parece «nafta», porque arde con cualquier chispa.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora