Siguen las masivas protestas por las denuncias de fraude en Irak

Polonia anunció que mantendrá sus tropas en ese país durante el 2006



BAGDAD (Télam/DPA).- Miles de personas se concentraron ayer en Bagdad para pedir la repetición de las elecciones parlamentarias del pasado 15 de diciembre, en respaldo a una convocatoria de más de 30 partidos políticos que denuncian fraude en esos comicios.

La protesta se llevó a cabo en medio de una nueva jornada marcada por la violencia, al punto que diversos ataques de la resistencia dejaron un resultado de cinco policías y dos civiles muertos.

Los manifestantes, en su gran mayoría sunnitas, dirigieron sus sus críticas a las autoridades de los partidos chiítas, a cargo del gobierno provisional, y denunciaron un fraude en las elecciones de mediados de diciembre.

“No a la división de Irak, sí a la unidad nacional”, decía una de las pancartas a la cabeza de la manifestación, mientras otra consigna era “El fraude electoral es sucio e injusto”, informó la agencia alemana DPA.

Los resultados provisionales de la elección dieron el triunfo y la mayoría de los diputados en el nuevo Parlamento de Irak a la Alianza Unida Iraquí, dominada por religiosos chiítas y grupos kurdos.

Ali Al Timiny, portavoz de las fuerzas políticas y sociales agrupadas en Maram, sostuvo que la protesta busca llamara la atención de la Liga Arabe de las Naciones Unidas, que avalaron lo resultados parciales que difundió la Comisión Electoral.

En cambio, sunnitas y chiítas laicos denunciaron que hubo una adulteración de los números y pidieron que los comicios se vuelvan a celebrar, con una Comisión Electoral de distinta composición. Esas demandas fueron rechazadas por las autoridades electorales, que, sin embargo, aceptaron estudiar más de un millar de denuncias de fraude en su poder.

Las protestas en Bagdad llegan como parte de las amenazas de tres partidos opositores de realizar manifestaciones y acciones de desobediencia civil si no se investigan sus denuncias de fraude en los comicios. “Ni sunnitas ni chiítas. ¡Unidad nacional!”, cantaban los manifestantes que marcharon por Bagdad, muchos de ellos con banderas del país y fotos de sus principales candidatos en las pasadas elecciones.

Mientras tanto, Polonia, importante aliado de Estados Unidos, prolongará su presencia militar en Irak hasta el 2006, anunció el primer ministro, Kazimierz Marcinkiewicz.

“El gobierno pidió al presidente Lech Kaczynski la prolongación del mandato de las fuerzas polacas del 1º de enero al 31 de diciembre 2006”, declaró Marcinkiewicz.

Sin embargo, la cantidad de efectivos se irá reduciendo progresivamente a lo largo del año, precisó el viceministro de Defensa, Stanislaw Kozie En tanto, once iraquíes murieron ayer en distintos ataques insurgentes, y dos extremistas de un grupo vinculado a la red terrorista Al Qaeda fueron detenidos ayer según fuentes de seguridad.


Comentarios


Siguen las masivas protestas por las denuncias de fraude en Irak