Siguen las trabas en frontera

Brasil continúa frenando el ingreso de fruta a su mercado




Los exportadores frutícolas argentinos sienten los coletazos de la decisión del gobierno del Brasil de frenar y, en el mejor de los casos demorar, el ingreso de productos argentinos. Si bien la “traba” se disparó para la uva en fresco al detectarse un cargamento proveniente de San Juan contaminado con la plaga Brevipalpus chilensis, desde inicios de semana se extendió a la manzana, con la aplicación de licencias no automáticas de importación y nuevos controles fitosanitarios que retardan la entrada de pera y de ciruela. Empresarios consultados por este tema coinciden en que hasta aquí no hay una comunicación oficial (portaría, en portugués) al respecto, aunque –como en otras ocasiones– el problema se vive en la práctica. Y aunque nadie aún pone en duda la existencia de un riesgo para la sanidad vegetal del vecino país, muchos le ven color a represalia ante las trabas a la importación que hace meses activó el gobierno argentino y que, según se calcula, redujeron un 30% el acceso de productos brasileños. Lo dicho: la suspensión de las licencias automáticas de importación podría demorar el ingreso de fruta argentina hasta 60 días, según la Organización Mundial de Comercio, como ya ocurrió en el 2010 con el vino que, por ahora, se mantiene a salvo. “Existe mucha preocupación por lo que parece la contrapartida de Brasil mediante un sistema que tenía inactivo. Desde que se conoció el problema, hemos recibido quejas de exportadores con inconvenientes en la frontera”, expresó Mario Bustos Carra, de la Cámara de Comercio Exterior de Cuyo que desde esta semana comenzó a monitorear la suerte de la mercadería salida de Mendoza hacia ese destino. (Fuente: Los Andes)


Comentarios


Siguen las trabas en frontera