Silencio de Montesinos ante la Justicia peruana



Lima (AFP/dpa) - El ex asesor presidencial peruano Vladimiro Montesinos se negó a declarar ayer ante los jueces del Tribunal Anticorrupción por considerar que no se están respetando sus derechos de defensa y que no tiene garantías procesales, en un juicio oral en su contra por tráfico de influencias que ha generado una fuerte expectativa en todo el país.

Montesinos llegó ayer al penal civil de Lima, bajo extremas medidas de seguridad, esposado y con chaleco antibalas, para el inicio de su primer juicio público en su contra, donde se los acusa de liderar la mayor red de corrupción del país.

Montesinos, un capitán despedido del ejército peruano y abogado de profesión, fue trasladado en helicóptero al penal, ubicado en un barrio pobre de Lima, desde una base naval donde permanece recluido desde junio del 2001, cuando fue capturado en Venezuela tras ocho meses de permanecer prófugo.

El proceso al ex militar, que enfrenta por lo menos unos 57 juicios, es uno de los mayores retos para el poder judicial peruano, que según las encuestas no goza de gran aprobación por parte de la población del país.

En la audiencia de ayer, la ex pareja sentimental de Montesinos, Jacqueline Beltrán, descargó ayer todas sus baterías contra el ex asesor. Beltrán rechazó que haya solicitado a Montesinos algún favor judicial para beneficiar a sus familiares.

"Si es hombre, que me desmienta" dijo la procesada apuntando con el dedo al sindicado jefe operativo de la red de corrupción imperante entre 1990 y el 2000, quien en todo momento mostró una impasible mirada.

A Montesinos se le acusa de favorecer al tío de su ex pareja en un juicio con un importante banco del Perú y de lograr el indulto del hermano de ésta, Félix Pérez.

El ex asesor presidencial decidió guardar silencio en este proceso aduciendo que duda de la imparcialidad de los magistrados de la sala penal especial, a cargo de juzgarlo.

Beltrán, quien en reiteradas ocasiones se exaltó, desmintió a su ex pareja, que en declaraciones anteriores afirmó que ella sí le pidió ayudar judicialmente a su tío y hermano. "Es su venganza por no haberme ido cuando él salió como un prófugo del país...Es una represalia para mantenerme presa" dijo Beltrán

La fiscalía pidió ayer cinco años de prisión para el ex asesor y cuatro para su ex compañera sentimental, Jackeline Beltrán, y el tío de ésta. La presidenta de la sala especial, Inés Villa fijó una nueva audiencia para el próximo jueves 20 de febrero.


Comentarios


Silencio de Montesinos ante la Justicia peruana