Silva apunta a consolidar su ventaja en CALF

Se reunirá con los delegados azules y celestes.

NEUQUEN (AN).- Marcos Silva, el principal candidato de la lista Verde Voz y Voto, triunfadora en las elecciones del domingo pasado en CALF, aseguró ayer que a partir de la semana próxima comenzará a "dialogar" con los delegados electos por las otras dos fracciones, la Celeste y la Azul, para sumarlos a su proyecto de gobierno en la entidad cooperativa.

Los referentes de estas dos últimas agrupaciones se mostraron distantes, y no ofrecieron novedades sobre la posibilidad de establecer una alianza para obstaculizar el acceso de Silva a la presidencia de la entidad.

En las elecciones del domingo Voz y Voto obtuvo 46 de los 92 delegados en juego. La Celeste, liderada por Alfonso Carro, 39; y la Azul, de Daniel Tarantino, 7.

Si Silva logra la adhesión de un solo delegado más, le bastará para propiciar la remoción completa del actual consejo de administración. Luego de las elecciones se especuló con la posibilidad de una alianza entre las dos fuerzas minoritarias. Si suman sus delegados, quedarían en un empate con Silva, pero el voto de Carro, actual presidente de CALF, podría desempatar, ya que se considera como doble.

Ayer Silva, el hombre d Jorge Sobisch para la cooperativa, dijo que el próximo jueves mantendrá un cónclave con sus delegados "para darle forma a la estrategia de trabajo" a seguir de cara a la asamblea que conformará el nuevo directorio. Anunció que luego de ese encuentro comenzará a realizar una "ronda de diálogos con delegados de las otras listas a partir de la semana próxima". Dijo que lo que busca es "sumarlos" a su proyecto al frente de la cooperativa. Se manifestó optimista, ya que "hay puntos de encuentro y muchas coincidencias con integrantes de las listas Celeste y Azul".

Dijo que esta ronda de conversaciones busca "desenmascarar la verdad acerca del déficit de la cooperativa", y también discutir la posibilidad de que la adjudicataria del servicio eléctrico en esta ciudad, en el mediano plazo abra su horizonte de negocios, "ofreciendo más servicios como el de Internet". Se mostró partidario de motorizar una reforma del estatuto para permitir esta ampliación.

Mientras Silva coquetea con el sillón de la presidencia, ni Carro ni Tarantino parecieron mostrar un acercamiento mutuo hasta ayer. Y descartaron que se estén entablando conversaciones para darle forma una alianza que sume sus respectivos delegados para votar juntos en la asamblea que cambiará el directorio.

Carro dijo que "no hay una alianza" con los azules aunque previó que "el futuro es impredecible". Sobre la posibilidad de que delegados de la agrupación que encabeza terminen votando en su contra, dijo que "nosotros damos fe por nuestros hombres", aunque añadió que "yo no puedo garantizar lo que finalmente vayan a hacer, pero de todos modos es gente que se ha enfrentado con la máquina hegemónica que es la lista Verde" de Silva.

Tarantino dijo que "primero vamos a informar a nuestros adherentes; luego vamos a hacer una evaluación de los puntos a resolver". Para el referente azul, al tiempo que descartó que se impulsaran acercamientos con las otras dos listas, "se mira todo esto con una óptica equivocada; se habla de 'dame tus votos y yo te doy estos votos', y la verdad es que lo que hay que es cómo sigue el futuro de la cooperativa".

Los contactos no fructificaron

NEUQUEN (AN).- Los referentes de las listas Azul y Celeste -menos esta última- negaron cualquier acercamiento o acuerdo previo a las elecciones. Sin embargo, fuentes de ambos lados no pudieron dejar de admitir que antes del domingo 3 hubo por lo menos diez reuniones entre los principales referentes de cada una de las fracciones.

Alfonso Carro y su gente de confianza por el lado del oficialismo y Daniel Tarantino, Rafael Ortiz y otros por los azules, se sentaron en torno de una mesa a discutir acuerdos que nunca se formalizaron. Unos atribuyen el fracaso a la supuesta "soberbia" de los celestes. Otros al "fundamentalismo cooperativista" de los azules.

Lo cierto es que antiguos dirigentes de la lista Azul, en el último tramo de la campaña, se pasaron a los verdes. Lo cierto es que la coalición inicial que dio el triunfo en dos oportunidades a los celestes, tampoco existe, y ahora los apoyaron felipistas, algunos viejos cooperativistas y asociados asustados por el avance del sobischismo sobre una institución cuyos estatutos exigen neutralidad política.

A escasas semanas de la asamblea y de la discusión sobre el balance, Marcos Silva agrupará su tropa y luego irá por los delegados de las otras dos listas.


Comentarios


Silva apunta a consolidar su ventaja en CALF