Sin cambios en tarifas de Edersa

El Ente Regulador del sector no autorizará subsidios ni mayores precios



CIPOLLETTI (AC) – “Las tarifas de Edersa deben responder a parámetros de eficiencia y riesgo empresario, que no los puede asumir ni el Estado ni los clientes”. El presidente del Ente Provincial Regulador de Energía (EPRE), Enrique Oeherens, descartó así cualquier posibilidad de subsidio o de aumento del precio de la electricidad que pagan los rionegrinos.

La empresa distribuidora de energía y el EPRE se encuentran desde hace un año en una etapa de revisión de la tarifa del servicio, tal como ordena el marco regulatorio provincial para plazos de cinco años.

Edersa presentó gran cantidad de documentación para demostrarle a la autoridad regulatoria que los costos para brindar un servicio que consideran eficiente son muy grandes, en un mercado con usuarios diseminados en una gran cantidad de kilómetros cuadrados. Tanto el nuevo presidente de la compañía, Marcelo Figueira, como su gerente general, Germán Henríquez, se han cuidado de mencionar la palabra “aumento” para definir sus reclamos.

“Buscamos que la tarifa refleje los costos reales de la compañía”, le había dicho Figueira a este diario el día de su asunción como presidente. “Queremos que represente el servicio eficiente que prestamos”, habló en la misma sintonía Henríquez.

Desde la semana pasada, la empresa operadora de Edersa, la chilena Saesa, pertenece a un grupo estadounidense llamado Public Service Enterprise (PSEG), que comparte junto a Camuzzi y en partes iguales el paquete accionario de la compañía rionegrina. Figueira es el representante de la compañía norteamericana.

Cuando se privatizó, en 1996, la distribuidora ya tenía un contrato de compra obligatoria de energía con Termo Roca, una generadora que le vende su producción a Edersa a un precio fijo, superior al del mercado mayorista argentino. Un cambio en ese contrato bien podría significar una reducción de los costos de Edersa, según dijo a “Río Negro” una fuente de la empresa.

Para Henríquez, la conclusión de que es preciso aumentar la tarifa para contemplar los costos, es “lógica porque el mejor servicio cuesta más caro”. Y añadió: “un servicio de menor calidad requiere menos inversión”.

En sus comunicaciones públicas, Edersa suele recordar que administran y operan una red eléctrica que atraviesa 8.000 kilómetros lineales. “Hay que tener en cuenta que los costos de la Patagonia son distintos de los del resto del país”, defendió el gerente general de Edersa.

Otro de los costos mencionados por la fuente son las sanciones que le impone el ente regulador y los horarios de atención al público que están obligados a mantener.

Desde el ente regulador, que tiene la responsabilidad de fijar la tarifa, Oeherens no quiso dar más precisiones y se limitó a lanzar la frase del comienzo.


Comentarios


Sin cambios en tarifas de Edersa