Sin consenso

En su peor momento.

Así está hoy José Luis Machinea.

Es un ministro sin consenso y debilitado frente a los distintos factores de poder que hoy gobiernan en el país.

• El sistema financiero le dio la espalda con un retiro masivo de capitales de la Bolsa, lo que generó una caída del 6,4% en el día de ayer, y una fuga de capitales hacia el Uruguay superior a los 200 millones de dólares desde inicios de mes.

• Perdió gran parte del apoyo del sector empresario como consecuencia del fallido intento de gravar los plazos fijos y el adelanto del impuesto a las Ganancias, lo que generó un fuerte desequilibrio de caja en el sector productivo.

• El mismo presidente De la Rúa dejó trascender el jueves su malestar frente al no cumplimiento de las metas, a través de su "alter ego", Fernando Santibañes, durante un programa de televisión. Por lo que el frente político se encuentra más que complicado para el ministro.

En sólo 30 días, Machinea perdió gran parte de su poder. Ayer, a altas horas de la noche, se reunieron, a puerta cerradas, Santibañes y Machinea para deliberar sobre el futuro de este último.

Fuentes cercanas a la cartera económica señalaron a "Río Negro" que Santibañes fue a transmitirle el apoyo del presidente.

Sin embargo, el desgaste que sufrió el titular de Economía en estas últimas 48 horas generó una innumerable catarata de rumores y nombres ante un posible recambio de figuras en este ministerio.

Desde la ortodoxia financiera, la presión para que ocupe ese lugar apunta al actual ministro de Defensa, Ricardo López Murphy. Sin embargo, es sabido que el economista es muy resistido dentro de las filas del Frepaso. Otro de los nombres que suena con mucha fuerza es el de otro ministro: Juan José Llach, hombre respetado por los sectores políticos y económicos a nivel nacional e internacional.

Y por último, no sería prudente dejar de mencionar al Fernando Santibañes , hoy el principal nexo entre el presidente y la actual conducción de la cartera de económía.

Javier Lojo


Comentarios


Sin consenso