Sin dar ventajas

Y la concertación va... Al cumplir cuatro años de mandato, con vendavales de crispación social y funcionarios echados por sospechas de corrupción, el matrimonio Kirchner a esta altura, una sociedad política poderosa se asió al marco de entendimiento plural con gobernantes radicales para tratar de dar continuidad a su proyecto nacional, el próximo 28 de octubre.

Subsiste la incógnita sobre la composición de la fórmula, pero cada vez son más claros los indicios: con Néstor como jefe de campaña y defensor de la gestión, Cristina daría "el paso superador" en materia institucional, acompañada por el mendocino Julio Cobos, dirigente de la UCR que se opone a la táctica del comité nacional partidario, que propulsa al ex ministro de Economía, Roberto Lavagna.

Subsisten las divergencias internas en el gabinete golpeado por un lado el ministro de Planificación Julio De Vido, por las derivaciones del "caso Skanska" sobre la conveniencia de cambiar de timón en el 2007. Sin embargo, hay coincidencia de que ella iría si garantiza un triunfo electoral en la primera vuelta, algo que se visualiza hoy, con una oposición dividida y debilitada.

Se aventuró, de todas formas, que no habrá definiciones hasta que no se resuelva el pleito porteño, donde esta vez se proyecta con mayor fuerza el exponente de derecha, Mauricio Macri, aprovechando el desconcierto local en el oficialismo. En efecto, el actual intendente Jorge Telerman, sin renegar de su pasado kirchnerista, se juntó con Elisa Carrió, enemiga acérrima del matrimonio presidencial, y su principal cometido es relegar al tercer lugar al ministro Daniel Filmus, quien sí cuenta con toda la simpatía y apoyo de la Casa Rosada.

"No daremos ninguna ventaja", avisó Néstor en privado ante Cristina, quien en la intimidad se comporta como la candidata. Fue ella, para dar destellos de cristalinidad e independencia de los poderes, la que impulsó expulsar a los funcionarios imputados en el pago de comisiones indebidas en la ejecución de obras públicas, por más que su esposo insista, con mucho menor poder de convicción, de que se trata de un hecho de corrupción entre privados.

Es decir, hasta julio no habría novedades. Cobos, Miguel Saiz y otros radicales, profundizarán las charlas con Cristina para revalidar la concertación, que dio un paso gigante con el triunfo K en Río Negro. Kirchner sumó allí a dos manos. Se vanaglorió de haber conseguido el 86% de las adhesiones, 46 de Saiz y 40 del justicialista Miguel Pichetto. La táctica de aglutinar voluntades de distinto color, también le dio buenos frutos en Entre Ríos y Catamarca.

En Mendoza, el obispo Eduardo Taussig, advirtió que la democracia real y no aparente es la única que garantiza la igualdad. Rechazó cualquier autoritarismo, visible o encubierto e invitó a trabajar para que aumente el consenso. Cobos, por su parte, se permitió como potencial aspirante a vice, señalar que se debe reclamar "por nuestros derechos, sin violar los derechos de los demás", en lo que se interpretó como un claro mensaje para poner fin a las protestas violentas y anárquicas.

Kirchner pareció recoger el guante. Se sintió a gusto en Mendoza. Revalidó los logros económicos y apostó a un perfil estratégico a partir del próximo 10 de diciembre. Dijo que hacía permanentes autocríticas y también las demandó de sus contrincantes: "¡desanden, los esperamos con los brazos abiertos!", propuso enigmáticamente. Lo había anticipado en un inusual reportaje radial que concedió a la periodista Magdalena Ruiz Guiñazú: sigue alentando la formación de dos polos, uno de centro izquierda y otro de centro derecha, para convertir a la Argentina en un país serio.

Macri, agradecido. El gerente principal de Boca, ya se prepara para convivir con el matrimonio, sin disputas estentóreas. No debe descartarse la aproximación de Lavagna, sostenido por Raúl Alfonsín y Eduardo Duhalde.

Kirchner continuará cargando el peso de la campaña, mientras Cristina se prepara para ofrecer resguardos de transparencia, diálogo y apertura a las inversiones internacionales. Habrá que ver con qué rapidez y eficacia reaccionan los que llevan en su frente el sello anti K.

 

ARNALDO PAGANETTI

arnaldopaganetti@rionegro.com.ar  


Comentarios


Sin dar ventajas