Sin guardavidas, las costas del Limay fueron el refugio del calor

El martes comenzará el operativo verano del municipio neuquino con 450 bañeros en los sitios de recreación



#

Los jóvenes eligen el balneario Río Grande.

NEUQUÉN (AN).- Con 30 grados durante gran parte de la jornada de ayer, un cielo despejado y la ausencia de viento fue un día propicio para la concurrencia masiva de neuquinos a los cuatro balnearios municipales de la ciudad. A pesar de que aun no está inaugurado el plan de seguridad balnearia y por lo tanto la costa del río no cuenta con guardavidas, niños, jóvenes y adultos no pusieron resistencia al primer chapuzón. La temperatura máxima se registró entre las 15 y las 18 horas, luego descendió paulatinamente llegando a los 23 grados a las 21. Tiempo propicio para el tradicional asado bajo la sombra de los árboles, los mates de la tarde y el partido de fútbol improvisado con amigos. En la capital neuquina existen cuatro balnearios habilitados para bañarse; el Albino Cotro al final de la Linares, Río Grande de avenida Olascoaga y Democracia, Sandra Canale de Gatica al fondo y Valentina Sur en el ingreso a Las Perlas. El que más costa para refrescarse tiene es el Sandra Canale y es uno de los que más eligen las familias. Es que la abundante sombra y el bajo nivel del Limay en esa zona dan tranquilidad a los padres para que los niños se bañen. El Río Grande, en cambio, es el predilecto de los jóvenes, tanto para meterse al río como para disfrutar del sol sobre el césped de la costa. “Venimos acá porque acá se junta la juventud” comentó un muchacho y otro destacó el camino que conecta con la isla 132: “está muy lindo el paseo para andar y encontrarse con amigos”. A Juan y Susana no les incomoda estar rodeados de adolescentes, es más, se sienten “integrados con los jóvenes”. Ambos tienen 67 años, todos los días van en bicicleta desde el barrio Confluencia, “cerca del puente”, hasta el final de la Olascoaga y se ubican en un banco a la sombra de un árbol para tomar mates. “Desde que lo inauguraron venimos siempre porque es tranquilo y lindo”, afirmó Susana. En todos los lugares se iniciará el 1 de diciembre el plan de seguridad balnearia que prevé unos 450 agentes temporarios para la custodia de los balnearios,

Juan Thomes

Neuquén


Comentarios


Sin guardavidas, las costas del Limay fueron el refugio del calor