Sin objeciones para la nueva papelera en Uruguay

Descartan quese genere nuevo conflicto bilateral.

DyN

El canciller Héctor Timerman aseguró ayer que el proyecto de construcción de una planta de celulosa en la margen uruguaya del Río de la Plata “respeta” el tratado bilateral sobre el compartido curso hídrico, luego de reunirse con su par de Uruguay, Luis Almagro, en esta ciudad.

El funcionario nacional agregó que no hay “reparos” ante el nuevo emprendimiento, aunque reconoció “cambios” en el plan que se presentó para la “instalación fabril”.

Tanto Timerman como Almagro negaron que la nueva planta de celulosa pueda generar un conflicto bilateral como el que se produjo con la puesta en marcha de UPM (ex Botnia), que opera en Fray Bentos, sobre la costa del Río Uruguay.

“Cada planta que se hace tiene nuevos componentes técnicos que la hacen más eficiente”, diferenció el canciller uruguayo.

En tal sentido, Timerman invitó a los integrantes de la Asamblea Ambiental de Gualeguaychú (ACAG) a que “lo llamen” si tienen inquietudes al respecto.

“Se respeta el tratado (del Río de la Plata) tal cual fue ratificado por Argentina y Uruguay en 2009, no hay reparos”, enfatizó el canciller argentino, aunque reconoció luego que, “con respecto a (el plan de) la instalación fabril hay cambios y van a ser informados a través de la Comisión (Administradora) del Río de la Plata (CARP)”.

El ministro brindó una conferencia de prensa junto a Almagro en el Palacio San Martín, donde el diplomático uruguayo transmitió al canciller argentino detalles de la autorización concedida a la empresa impulsora del proyecto, Montes del Plata. (Ver recuadro)

Timerman, al referirse a los cambios del proyecto de Montes del Plata, aseguró que serán “informados permanentemente” por la CARP, organismo binacional encargado de brindar asesoría jurídica y encauzar el diálogo entre las partes.

El ministro, consultado por DyN sobre la advertencia de integrantes de la ACAG sobre un eventual vertido de efluentes contaminantes en el Río Uruguay, respondió: “No recibí ninguna información al respecto. Que me llamen”.

Almagro, luego, sostuvo que “algunos residuos, efluentes no van a existir” porque parte de las modificaciones efectuadas al plan de instalación fabril fue promovida en esa línea.

“Por ejemplo, las maderas que entran en la planta (de inminente construcción) no van a tener corteza, porque se va a hacer el descortezado antes”, puntualizó.

(DyN/AFP)


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora