Sin presencia policial crece la tensión en Libia

Residentes salieron a patrullar las calles por temor a represalias de las fuerzas pro gobierno. La organización de derechos humanos Human Rights Watch indicó que la cifra de muertos creció a 84. El servicio de internet está cortado.



#

Foto AP

REVUELTA EN EL MUNDO ARABE

Numerosos residentes emprendieron el sábado patrullajes por su cuenta en la ciudad de Benghazi, en el este de Libia, debido a la ausencia policial en las calles después que fuerzas gubernamentales atacaran por la madrugada un campamento de manifestantes que exigían el fin del régimen de Moamar Gadafi, dijeron testigos.

“No vemos un solo policía en las calles, ni siquiera un agente de tránsito””, dijo un abogado en Benghazi. Los residentes temen que las fuerzas progubernamentales emprendan ataques casa por casa después de la represión contra el campamento de manifestantes.

“Los residentes asumieron patrullajes vecinales… para la protección de sus casas y vecindarios””, dijo el abogado. Esta persona y otras dentro de Libia solicitaron no ser identificadas a cambio de hacer declaraciones, por temor a de represalias.

La situación se ha vuelto cada vez más caótica en esta nación del norte de Africa, donde 84 personas han muerto a causa de la represión de las manifestaciones contra Gadafi, según el grupo de derechos humanos Human Rights Watch.

Las autoridades cortaron el servicio de internet en Libia a partir de las 2.00 de la madrugada del sábado, según la compañía de seguridad Arbor Networks, con oficinas centrales en Estados Unidos. Con la supresión de este medio clave de comunicación, Libia quedó aislada del exterior.

El opositor libio Fahi al-Warfali, quien se encuentra en Suiza, dijo que varios dirigentes de los inconformes han sido detenidos, entre ellos Abdel Hafez Gougha, uno de los organizadores de la movilización y a quien se detuvo después que su casa fuera allanada en la noche por fuerzas de seguridad.

Según la organización de derechos humanos Human Rights Watch, unas 84 personas han muerto en las protestas en Libia, que han escalado de nivel desde su inicio el martes. Las cifras de víctimas facilitadas el viernes a The Associated Press coinciden con las del grupo de derechos humanos.

A las 05.00 horas del sábado, fuerzas especiales atacaron a cientos de manifestantes, entre ellos abogados y jueces, que habían acampado frente a un tribunal en Benghazi, la segunda ciudad de mayor tamaño en Libia y epicentro de la agitación antigubernamental.

“Lanzaron gas lacrimógeno a los manifestantes en carpas y despejaron las áreas después de que muchos huyeron llevándose a los muertos y a los heridos””, dijo un manifestante en declaraciones telefónicas desde Benghazi. “Esta es una ciudad fantasma. Todos tememos que algo grande va a ocurrir hoy en Benghazi””, agregó.

El manifestante declinó identificarse, en otra expresión del temor a represalias que es generalizado entre la gente.

Millares de opositores comenzaron hace tres días a exigir el fin del gobierno de 42 años de Moamar Gadafi. Las protestas se han efectuado principalmente en ciudades del oriente, una zona empobrecida del país. Las manifestaciones han sido reprimidas brutalmente por milicias armadas y fuerzas de elite.

“Las autoridades libias deben suspender inmediatamente los ataques a los manifestantes pacíficos y protegerlos de agresiones de los grupos armados progubernamentales””, dijo Human Rights Watch en un comunicado el grupo de derechos humanos que tiene sus oficinas centrales en Nueva York.

Agencia AP


Comentarios


Sin presencia policial crece la tensión en Libia