Sinceramientos en el Frente y la Concertación

Icare listo a hablar con Soria, blanco de críticas.



Entre ratificaciones de posiciones y flexibilizaciones de posturas.

Así comenzaron la semana las dos fuerzas que dirimirán la gobernación de Río Negro en el 2007: la Concertación, con el radicalismo como viga maestra, y el Frente para la Victoria, con el peronismo como pivote y el Frente Grande como socio importante.

Ayer, el más flamante integrante del Frente –el intendente de Bariloche Alberto Icare, ex miembro de la Concertación–, dijo que no tiene "ningún inconveniente en hablar con Carlos Soria (jefe comunal de Roca) si eso ayuda al Frente a ganarle a los radicales y trabajar por la provincia".

Icare se mostró así dispuesto a levantar el agravio que recibiera de Soria en junio del 2003, cuando éste, en uno de sus habituales excesos verbales, dijo que Bariloche necesitaba un "intendente que no tenga cara de zonzo, sino cara de vivo".

E invalidándolo siempre casi desde un determinante genético, a posteriori y vía distintos medios, Soria definió a Icare de "tarado, con cara de tarado".

Y hace cuatro días, bajo efecto de fuerte dosis de enojo, Soria calificó de "traidores" a Icare y parte del núcleo de más poder en el Frente: el senador Miguel Pichetto, el diputado nacional Julio Arriaga y el intendente de Cipolletti Alberto Weretilneck. Motivo del enojo: la reunión que se hizo para sumar a Icare.

- "Está bien, lo que importa es Río Negro y su gente y lo que nosotros podamos hacer en favor de la provincia... Soria es temperamental y también yo tengo lo mío, pero estoy dispuesto a hablar con él, dejar de lado los nervios y seguir adelante. Es de honor, que nosotros los dirigentes impidamos que nuestras conductas perjudiquen el trabajar por los rionegrinos" - dijo ayer Icare.

Sin embargo, en el Frente Grande no parece haber mucha disposición a dejar pasar por alto el estilo Soria.

Ayer, uno de los máximos dirigentes de esa fuerza, el legislador Luis Di Giácomo, reflexionó sobre el verbo del jefe comunal roquense.

Con una mirada abonada incluso desde su condición de siquiatra, Di Giácomo está convencido que Soria atraviesa un problema de sinceramiento consigo mismo.

Soria es un hombre "con mucha experiencia política, como para permitirse desbordes emocionales que perjudican al conjunto. Tiene que dejar de gritar y sincerarse", señaló Di Giácomo, que habló incluso desde una amistad personal firme que mantiene con el intendente.

Soria debe "sincerarse con los roquenses si piensa que es poca cosa para él ser intendente de Roca y decirles sino quiere ser intendente por segunda vez para completar la gestión que inició", dijo Di Giácomo.

Como se sabe, Soria aspira a la candidatura a gobernador, pero admite que está tironeado por distintos planos de Roca para que siga en el municipio.

Para el legislador, en materia de aclarar su línea política, el intendente de Roca sobrelleva otro déficit: "Tiene que sincerarse con los peronistas y decidir si está o no en esta construcción mayoritaria que es el Frente para la Victoria, para que no cunda la sospecha ante la fluida rela

ción que mantiene hoy con Verani (ex gobernador radical), Saiz, (actual mandatario) y Lázzeri (ministro de Gobierno) u otros conocidos dirigentes radicales que se jactan con la posibilidad de algún pacto a futuro (con Soria)".

Finalmente, Di Giácomo sugiere a Soria "sincerarse con el presidente Néstor Kirchner, a quien por un lado le pide plata y por lo bajo lo denosta como el más acérrimo opositor".

Mientras todo esto sucedía ayer en el Frente, desde San Antonio Oeste, el intendente Adrián Casadei – radical y miembro de la Concertación– negó presiones para asistir el sábado al acto de lanzamiento de la línea interna que lidera el gobernador Miguel Saiz. Casadei es uno de los dirigentes de mayor confianza del ex ministro de Economía José Luís Rodríguez, uno de los líderes de la Corriente de Opinión Radical, opositora en el frente interno partidario a la "+ Rojo" que conduce Saiz.

- "Yo el sábado me he definido. Que lo haya hecho explícitamente en favor del gobernador no quiere decir que no reconozca que Rodríguez (también precandidato a gobernador), es una persona muy valiosa que el partido en su conjunto debería incluir en sus proyectos" - dijo Casadei. Y acotó:

- "Desde que se creó la COR garantizamos el apoyo irrestricto al gobierno de Saiz. Respaldar la línea interna del gobernador es también respaldar su gobierno. Podemos tener diferencias con algunos funcionarios del gobierno, pero yo doy mi apoyo irrestricto al gobierno de Miguel Saiz" - señaló Casadei a este diario (ASA /AR)


Comentarios


Sinceramientos en el Frente y la Concertación