¿Sirve el plan de acción del G7 contra la histeria de los mercados?



WASHINGTON (DPA).- Probablemente fue uno de los comunicados más breves emitidos nunca al término de una reunión de los ministros de Finanzas y jefes de los bancos centrales del G7. Apenas una hoja abarca el papel con el cual los siete países más industrializados del mundo esperan lograr un giro en los mercados financieros mundiales.

Sin las habituales fórmulas de cortesía y repetición de intereses manifiestos, los Siete redujeron sus exigencias a cinco claros mensajes. “Medidas urgentes y extraordinarias”, anunció el club de los países ricos.

Importantes instituciones financieras deben ser salvadas, hay que recuperar mercados crediticios congelados y debe fluir “suficientemente” capital público y privado para volver a poner en marcha el casi naufragado sistema financiero.

La brevedad del plan de acción aparentemente quiere demostrar decisión y fuerza, según el lema: Terminó la época de los largos discursos, y también de los largos comunicados.

Esta vez no hubo una declaración de varias páginas en la cual los negociadores del G7 pelean por cada coma. Paulson destacó: “Nunca fue más importante hallar soluciones conjuntas para crear mercados financieros estables y eficientes y dejar sanar la economía mundial”.

Este lunes los mercados tendrán que dar una “señal”, esperan Steinbrück y el presidente del Banco Central alemán (Bundesbank), Axel Weber. ¿Bastará el plan de acción del G7 o las iniciativas nacionales para aplacar la histeria y tranquilizar a los mercados?

Después de todo, durante semanas los gobiernos han lanzado salvavidas cada vez más grandes a los mercados financieros en estado de pánico, sin que nada surtiera efecto.

Algunos economistas ya aconsejan a los gobiernos hacer menos, porque creen que cada nueva medida sólo hace crecer aún más el temor frente al abismo. “Creo que tendremos alguna volatilidad por algún tiempo (en las bolsas)”, admitó el anfitrión Paulson. Rechazó que el plan de acción de los ministros de Finanzas y jefes de los bancos centrales sea poco concreto.

“Sin embargo, coincido en que aquí se trata de confianza. La confianza debe volver”. Los alemanes fueron optimistas. Steinbrück aseguró que no ve una razón para una agudización del problema en el mensaje del G7. “Estoy bastante seguro de que los mercados pueden tranquilizarse”. La primera señal será este lunes, cuando abran las bolsas.


Comentarios


¿Sirve el plan de acción del G7 contra la histeria de los mercados?