Sistemas muy costosos



Contar con un sistema de riego puede resultar una inversión que no está al alcance de cualquier productor. Según las empresas consultadas el valor puede rondar los 4.000 dólares por hectárea, siempre y cuando sea “llave en mano”. Ahora si el propietario del establecimiento decide hacerse cargo de algunas tareas, el valor puede rondar los 3.000 dólares.

Por ese precio se puede acceder a un sistema tradicional, que implica la instalación de aspersores por sobre las plantas. Se utilizan cañerías y para implementarlo es necesario tener un buen caudal de agua.

También se puede conseguir otro denominado flipper. Por lo general se usan cuando no existe un buen ingreso de agua en la chacra. Se instalan por encima de las plantaciones pero a diferencia del tradicional, lanza agua sólo en direcciones contrarias (riega únicamente la hilera de las plantas, por lo cual concentra todo el uso del agua sobre los árboles). El sub arbóreo implica la instalación de microaspersores que van regando al pie de la planta toda la superficie y gira en todas las direcciones.

Un sistema de lucha tradicional con calefactores y fueloil puede demandar un gasto cercano a los 1.000 pesos por hora.


Comentarios


Sistemas muy costosos