“Situación complicada para la ganadería”, admite Sapag

NEUQUÉN (AN)- El gobernador Jorge Sapag admitió que la situación en la ganadería de la zona cordillerana es delicada, producto de que la ceniza cubrió las pasturas, aunque el subsecretario de Producción, Javier Van Houtte, descartó que se produzca una mortandad masiva de animales. “Estamos muy lejos de lo que fue en su momento el Hudson”, dijo Van Houtte y sostuvo que “las lluvias están ayudando a limpiar los pastizales en el sur”. Al hablar de la situación planteada por la erupción del Puyehue, Sapag sostuvo que también hay una luz roja para el turismo, aunque destacó que aún falta un mes para el comienzo de la temporada invernal y se manifestó optimista respecto de que las cosas volverán a la normalidad en breve. Van Houtte explicó ayer que “en la provincia podríamos decir que tenemos dos cuadros diferentes: uno en el sur donde la acumulación de arena fue mucha, y otro en la zona de Piedra del Águila donde hoy hubo complicaciones pero por el viento”. Van Houtte advirtió que “si bien estamos ante una situación de incertidumbre en lo que hace al futuro del volcán, no estamos ni en emergencia ni en desastre productivo” y agregó que “estamos remitiendo todos los informes técnicos que se van elaborando diariamente a Nación y de ser necesario se hará la declaración, pero hoy no estamos en esa situación”. En ese sentido Van Houtte advirtió que “si bien aún no tenemos la situación final de este hecho, en las anteriores ocasiones en las que tuvimos la precipitación de cenizas en la región el efecto en los campos fue bueno porque funcionaron como fertilizantes y esperamos que eso mismo pueda producirse en este caso”.


Comentarios


“Situación complicada para la ganadería”, admite Sapag