Situación desbordada

Redacción

Por Redacción





BRUSELAS.- La polémica sobre las expulsiones de gitanos en Francia cobró una dimensión inusual en Europa, al enfrentar abiertamente a Bruselas con un país miembro de la UE, hasta el punto que se coló en la cumbre europea de hoy. El presidente francés, Nicolas Sarkozy, tiene previsto dejar clara su postura sobre la controversia durante la cumbre de jefes de Estado y de gobierno de la Unión Europea (UE) en Bruselas, denunciando la forma en que Europa “se expresa sobre lo que hace Francia”, avanzó un miembro de su partido. Estados Unidos se sumó a la polémica y pidió a Francia y a otros países a “respetar los derechos de los gitanos”. No sé si tuvimos una conversación específica con Francia, pero, obviamente, los derechos de los gitanos son importantes para nosotros, y alentamos a Francia y a otras naciones a respetarlos”, dijo anoche un vocero de la Casa Blanca. (DPA)


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Situación desbordada