Sneijder lo quiere todo

<b>Descartado por el Real Madrid, fichó con Inter y lo ganó todo la temporada pasada. Ahora, con su selección quiere darle la gloria mundialista que no consiguió el Fútbol Total de los 70.</b>



#

el dato

No hay caso. En Sudáfrica, los dioses del fútbol le están sonriendo a Wesley Sneijder. Pareciera que cada pelota que toca termina adentro del arco. El volante holandés, quien tuvo un año memorable con el Inter, está resultando una de las figuras de la Copa Mundial a fuerza de goles.

El principito de Utrecht marcó su quinto tanto del torneo el martes, ayudando a que Holanda derrotase 3-2 a Uruguay y avanzase a su primera final desde 1978. Ya conquistó con el Inter el triplete de la última temporada: Liga Italiana, Copa de Italia y Champions League. Si el domingo se alzan con el Mundial, el jugador de 26 años será el primer jugador de la historia en conquistar la “cuádruple corona”.

“Todavía no entiendo por qué el Real Madrid lo dejó marchar. Es cierto que cada club tiene su lógica interna que a veces cuesta comprender desde fuera. Lo que está claro es que hoy se ha convertido en un jugador vital para nosotros”. El elogio lleva la firma de José Mourinho, el beneficiado directo de aquella decisión madridista. Juntos, el entrenador portugués y el volante holandés, lo ganaron todo Inter.

El centrocampista holandés evita hasta ahora comentar la posibilidad de lograr el “año perfecto” y prefiere concentrarse en la misión que considera más importante: lograr el inédito título mundial para su país y compensar así las frustraciones acumuladas en Alemania 1974 y Argentina 1978 por la Naranja Mecánica de Johan Cruyff y Johann Neeskens.

A la estrella de esa nueva Holanda con un estilo de juego menos bello pero mucho más competitivo no le interesa el destino de los astros de hace tres décadas: ricos en fama y admiración, pero pobres en grandes conquistas concretas. “El título de campeón mundial de amistosos no nos interesa”, advirtió Sneijder aún antes de iniciarse el Mundial.

En Sudáfrica, el jugador del Inter exhibió sus credenciales de candidato oranje al título de gran figura de un Mundial donde todas las grandes estrellas –el argentino Lionel Messi, el portugués Cristiano Ronaldo y el brasileño Kaká– ya se fueron a casa.

Formado en la cantera del Ajax de Amsterdam, debutó en la liga a los 18 años. En 2007 fue contratado por el Real Madrid a cambio de 27 millones de euros. En la liga española, sus inicios fueron deslumbrantes. Su primera temporada fue un éxito, con 9 goles, 30 partidos y 1 título de campeón. La segunda, en cambio, resultó un fracaso, por culpa de una lesión sufrida en la pretemporada. En agosto de 2009, fichó por cinco años con el Inter, pero le bastó el primero para ganarlo todo.

Ante Brasil, en cuartos de final, Sneijder fue el comandante de la remontada holandesa. Fue el autor del centro que, gracias a Felipe Melo, igualó el partido que los pentacampeones iban ganando por 1-0. Luego, se sorprendió a sí mismo al anotar de cabeza el tanto del triunfo holandés. “Fue mi primer gol de cabeza, no creo que vuelva a pasar. Fue fantástico”, festejó.

En una entrevista a la revista holandesa “Helden”, Sneijder aseguró que “si entramos a la cancha como lo hicimos en el segundo tiempo contra Brasil, ganaremos. No tengo dudas”. Lo hicieron contra Uruguay y ganaron. Ahora les espera España.

Y la historia.


Comentarios


Sneijder lo quiere todo